Granada necesita el doble de plazas de aparcamiento para absorber la actual demanda

Vehículos estacionados en doble fila en pleno centro de Granada. /Alfredo Aguilar
Vehículos estacionados en doble fila en pleno centro de Granada. / Alfredo Aguilar

Las plazas en rotación de aparcamientos subterráneos, así como la zona azul han aumentado, pero no al ritmo que se necesita

Javier F. Barrera
JAVIER F. BARRERAGRANADA

En Granada no queda sitio ya ni para aparcar las cifras de un problema que está presente en vez de desaparecer. Está ahí, a diario, todos los días. En las horas puntas de la mañana, mediodía y de la tarde y en los días festivos y en los puentes. El caos de tráfico y los embotellamientos en la circunvalación y en las calles de la ciudad lleva aparejado una situación todavía más cruel: si difícil es transitar o acceder a la ciudad de la Alhambra, aparcar el vehículo es una suerte de milagro.

A tenor de los datos que se hicieron públicos cuando hace ocho años, en 2012, se presentó el Plan de Movilidad Urbana Sostenible, el parque móvil de la capital granadina ha crecido, el de los pueblos del cinturón también se ha incrementado, las plazas en rotación de aparcamientos subterráneos públicos y privados, así como la zona azul también ha aumentado, pero no lo ha logrado al ritmo que se necesita, de forma que Granada echa en falta para poder absorber actualmente la demanda de plazas de aparcamiento de vehículos exactamente el doble de las plazas que tiene.

Concretamente, si cuenta con 30.000 de este tipo de plazas de parking, no le vendría nada mal otras 30.000 para lograr que todos los vehículos que llegan o circulan por la ciudad encuentren su cobijo. Una quimera, quizá, pero no tanto cuando con los números en la mano se comprueba que estas mismas plazas de rotación han aumentado desde 2012, hace ocho años, magia, exactamente el doble.

Granada tiene que cumplir sus necesidades de crecimiento sin tener que esperar una década

Para decirlo con más sencillez, Granada tiene que volver a duplicar el número de sus plazas, como ya ha hecho ahora, pero a toda prisa, para que el crecimiento del parque móvil no vuelva a superar, como ha sucedido, las previsiones que se extienden demasiados años en el tiempo y las convierten en ejecuciones obsoletas que llegan, como casi siempre, demasiado tarde, para poder ocho años después solucionar el problema actual.

Los datos actualizados

Según el estudio realizado, hay tres distritos de la capital con déficit de plazas de aparcamiento para no residentes como son Albaicín, Centro y Zaidín, que no tienen plazas libres. Ronda, Norte, Beiro, Chana y Genil son, por este orden, los que disponen de más plazas de aparcamiento. Veamos la situación hoy en día con datos actualizados de finales de este año 2017, respecto a estas plazas mayoritariamente subterráneas bien públicas bien en régimen de concesión privada.

La ciudad de Granada cuenta a día de hoy con 81 aparcamientos de este tipo anterior repartidos por los ocho distritos de la ciudad, donde destaca que Norte solo cuenta con dos de ellos, lo que suponen 1.300 plazas del total de más de treinta mil existentes; al igual que la Chana, pero con solo 129 plazas.

También es destacable que el Albaicín cuenta con cuatro aparcamientos y ofrece 22 plazas, aunque como no pueden pasar los coches al barrio Patrimonio de la Humanidad a no ser que sean vecinos, la oferta se reduce a las 29 plazas en superficie que ofrece el centro deportivo Aynadamar.

Más información

El distrito Genil ofrece seis instalaciones y 3.349 plazas, mientras que el vecino Zaidín eleva un poco estas marcas y llega a los nueve aparcamientos con más de seis mil plazas, la gran mayoría subterráneas. En ambos casos, los vecinos, a través de las diversas asociaciones, critican que los barrios de los dos distritos se han contagiado del problema que tiene el Centro de la ciudad para poder aparcar.

El distrito Beiro entra en el podio de los tres distritos que más oferta de plazas en rotación de este tipo ofrecen. Son doce los aparcamientos con un total de 5.107 plazas de aparcamiento.

Y ahora, ya es curiosidad, un empate entre el distrito Centro y el de Ronda, con 23 instalaciones cada uno aunque, eso sí, el segundo lugar se lo lleva Centro porque ofrece 5.671 plazas mientras que ronda lo supera con amplitud con un total de 8.3320.

Queda para este recuento de las plazas disponibles en turno de rotación mencionar que Granada ofrece 2.123 plazas en vías de estacionamiento limitado, de las que 231 son para un tiempo máximo de una hora, 1.842 para un tiempo máximo de dos horas y otras cincuenta más en las que se puede estacionar el vehículo durante cinco horas completas sin necesidad de cambiarlo de lugar.

Además, la Concejalía de Movilidad informa que la ciudad cuenta con 550 reservas para Personas con Movilidad Reducida (PMR), que equivalen a 839 plazas de aparcamiento y también dispone de 6.809 metros lineales para Carga y Descarga que suponen otras 356 plazas más.

Las mayores densidades

El problema del tráfico y del aparcamiento también permite establecer una tabla clasificatoria de las mayores densidades que padece la ciudad de Granada, según se recoge en un estudio publicado recientemente, que establece las seis zonas más infernales de la ciudad.

La primera es Méndez Núñez: Según los datos, la céntrica calle Méndez Núñez es el principal punto negro del tráfico de Granada, concretamente el cruce entre Méndez Núñez y la calle Arabial.

El segundo es la avenida Constitución. Justo donde acaba la zona con más densidad de tráfico en Granada comienza la segunda calle con más atascos de la ciudad. Se trata de los cruces que hay en la avenida Constitución para acceder a la avenida Madrid.

Doctor Olóriz es una de las principales salidas del centro a la periferia. Además, acumula un gran tráfico de transporte público, por lo que no es de extrañar que sea la tercera zona con más tráfico de la ciudad de Granada.

El cuarto puesto es para la calle Poeta Manuel de Góngora, una gran avenida del distrito Genil y una de las principales salidas del barrio Cervantes al centro de Granada. El principal problema por el que se producen tantos atascos en esta zona se debe a un eterno semáforo situado al comienzo de la calle que produce grandes atascos hasta el Paseo del Violón.

El quinto lugar es para todo un barrio, el Realejo. Hay que decir que sus estrechas e inaccesibles calles complican aún más la fluidez del tráfico en esta zona de la ciudad. Los vecinos reclaman cambios, y también, aparcamientos.

El PTS, tras la apertura del centro comercial Nevada y el traslado de hospitales y universidades a la zona del PTS, se ha quedado sin plazas.

Metropolitano, menos coches, menos humos

El sueño del metropolitano de Granada se hizo realidad este 2017 tras demasiados años de retraso. La apuesta de la Junta de Andalucía por el transporte público de este tipo lleva aparejado un proyecto sostenible que incluye propuestas para resolver muchos de los problemas de movilidad que sufre actualmente Granada y su área metropolitana. El metro se ve desde la Junta como un servicio que busca menos coches en las calles y también menos humos en el aire. Según las cifras hechas públicas, el metropolitano, entonces, ofrece la posibilidad de retirar cada día del tráfico rodado unos 8.000 vehículos, es decir, tres millones anuales. Hay que tener en cuenta para contextualizar esta cifra que el Consorcio de Transportes mantiene que 27.000 coches salen desde la capital granadina al Área Metropolitana y 143.000 entran a la ciudad.