A prisión el denunciado por alquilar el mismo piso a numerosas personas en Granada

Decisión. Esta es la resolución en la que el juez de guardia expone las razones por las que el investigado debe esperar el juicio entre rejas./IDEAL
Decisión. Esta es la resolución en la que el juez de guardia expone las razones por las que el investigado debe esperar el juicio entre rejas. / IDEAL

El juez ha decretado su ingreso en el Centro Penitenciario de Albolote ante «la multiplicidad de afectados», la pena que conlleva el delito de estafa continuada y el «riesgo de fuga»

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGRANADA

A. M., el vecino de Granada denunciado por presuntamente haber estafado a numerosas personas a las que, en los últimos tres meses, alquiló el mismo piso en el centro de la ciudad, duerme ya entre rejas con la condición de preso preventivo. El juez que se encontraba este martes en funciones de guardia, el magistrado José Luis Ruiz Martínez, decretó su ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza al apreciar «riesgo de fuga».

La medida, solicitada por el fiscal, fue acordada a través de un auto, al que ha tenido acceso IDEAL y que puede ser recurrido. En la resolución, el juez, que es el titular del Juzgado de Instrucción 9 de Granada, cree que los hechos pueden integrar un delito continuado de estafa, ilícito que conlleva pena de cárcel.

A la hora de enviar a este granadino a Albolote, el magistrado ha tenido en cuenta también la gravedad del castigo que conlleva la estafa en caso de que se considere probada, «la multiplicidad de afectados, su incidencia sobre un bien de primera necesidad, y la situación de desprotección y vulnerabilidad de determinados perjudicados».

Asimismo, ha influido en la medida adoptada «muy singularmente la necesidad de conjurar la reiteración de episodios de análoga factura en un futuro próximo, constatada la ingente cantidad de conductas defraudatorias protagonizadas por el investigado en un corto espacio de tiempo». Es decir, se pretende evitar que este supuesto estafador siga actuando.

El auto explica que de las diligencias hasta ahora realizadas –los hechos han sido investigados por la Policía Nacional, que detuvo al individuo el sábado por la mañana– se desprende que A. M. detectó en una web de anuncios y a través de la red social Facebook que existían muchos demandantes de arrendamientos de vivienda en Granada, por lo que quedó con ellos «para ofrecerles en inquilinato» un mismo piso.

El inmueble en cuestión está situado «en la calle Horno de Haza», aunque «en los contratos exhibidos a los potenciales arrendatarios en ocasiones figuraba el inmueble localizado en la calle Montalbán». Estas vías están en la zona de Carril del Picón.

De este modo, agrega el juez, el investigado, supuestamente, logró «tras captar la confianza de los futuros arrendatarios» que le entregasen determinadas cantidades, que han oscilado entre 250 y 800 euros, «bien por el concepto de fianza, bien como merced o renta locativa una vez suscrito el contrato de arrendamiento». Con posterioridad, los afectados –algunos de ellos incursos en una situación de desprotección y vulnerabilidad» no han podido disfrutar de la vivienda alquilada, sin que se les haya devuelto lo abonado. Según precisaron a IDEAL fuentes judiciales, el caso lo investigará el Juzgado de Instrucción número 8 de la capital.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos