A prisión una activa carterista que acumulaba casi un centenar de hurtos

Actuaba principalmente en la zona de la Catedral y en el Albaicín./PEPE MARÍN
Actuaba principalmente en la zona de la Catedral y en el Albaicín. / PEPE MARÍN

El fiscal basó su petición en su «peligrosidad» por reiteración delictiva, que constituye un problema de seguridad ciudadana

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

A F. D., una presunta carterista de mediana edad y de nacionalidad bosnia, se le solía ver por el Centro, por las inmediaciones de Catedral, donde el goteo de turistas es incesante. También merodeaba por el Albaicín, pero durante una temporada ya no volverá por estos lugares. Según las fuentes consultadas, recientemente ha sido enviada a prisión por el Juzgado de Instrucción número 9 de Granada tras su último arresto.

La medida se adoptó a petición de la fiscalía, que repasó su historial y constató que acumulaba «numerosísimos antecedentes policiales por hechos similares, cercanos a la centena».

A la hora de pedir su encarcelamiento provisional y que F. D. se mantenga entre rejas hasta que se celebre juicio, el fiscal puso de relieve su «peligrosidad», aunque se trate de un delito de «baja intensidad criminal». Y es que esa peligrosidad por reiteración delictiva era «evidenciada en todo el territorio nacional». Aparte, su encierro preventivo garantizará que cumpla las penas que le sean impuestas si resultase condenada. F. D. se halla además en situación irregular en territorio nacional, pero su expulsión del país, ya acordada administrativamente, se encuentra suspendida «por un juzgado de Córdoba».

«A veces la gravedad del hecho radica en la reiteración delictiva, que genera una sensación de inseguridad ciudadana»

En su informe, el fiscal dio cuenta al juez José Luis Ruiz Martínez -que dirige Instrucción 9- de los nutridos antecedentes policiales de la detenida, así como penales, pues figuran «cuatro por delito de hurto, uno de ellos de carácter leve». Uno de esos ilícitos está siendo tramitado actualmente por el Juzgado de Instrucción número 4 de la capital, cuyo titular es el magistrado Antonio Moreno. Ocurrió el 22 de mayo en el tan famoso como frecuentado Mirador de San Nicolás. Allí F. D., supuestamente, sustrajo una cartera con 400 euros y un teléfono móvil -un 'Samsung Galaxy S4'- a un turista.

El botín del último hurto que llevó a esta supuesta carterista al juzgado fue bastante más suculento: «8.000 euros». La víctima fue una extranjera que llevaba encima esta cantidad repartida en dos sobres. De la suma sustraída, según las fuentes, se habrían recuperado «unos 3.800 euros».

«Los fiscales tenemos una posición de observador privilegiado al pasar por nosotros todos los procedimientos penales»

El informe de la fiscalía que ha sido determinante para que se dicte auto de prisión y se quite a esta presunta delincuente de la calle lo firma el fiscal Francisco Hernández, decano de la Sección Penal de la Fiscalía Provincial de Granada. Este resaltó ayer a IDEAL que lo que la fiscalía intenta es que la respuesta «siempre sea proporcionada a la gravedad del hecho y, a veces, la gravedad del hecho radica en la reiteración delictiva, que genera una sensación de inseguridad ciudadana».

Detectar coincidencias

Hernández, que además es experto en criminalidad informática, recuerda que los fiscales tienen «una posición de observador privilegiado», ya que por ellos pasan todos los procedimientos penales de los juzgados. Eso les permite detectar «coincidencias o acusaciones sobre la misma persona por hechos distintos, y nuestra función en este caso es formular acusaciones homogéneas donde se evidencie un único punto de vista y una única solución penal». Y eso es lo que ha pasado con esta supuesta activa carterista.

Fotos

Vídeos