Así son los primeros días del 'Kiki' en la cárcel

Así son los primeros días del 'Kiki' en la cárcel

La prisión le asignó una 'sombra', un preso que lo acompaña a todos lados durante el primer día para evitar el suicidio

JOSÉ RAMÓN VILLALBA

El 'Kiki' no sólo ha labrado su historial en la calle, también en la cárcel. El pasado jueves llegó al penal de Albolote cerca de las dos de la tarde en un furgón de la Guardia Civil. Todo era conocido para él, estaba en libertad desde enero de 2017. No hizo falta hacerle reseña porque todos sus datos estaban allí. Lo cachearon, lo desnudaron en una habitación para ver si llevaba escondido algún objeto o droga y de ahí pasó a una revisión médica. La prisión le asignó una 'sombra', un preso que lo acompaña a todos lados durante el primer día para evitar el suicidio. Esa primera noche la pasó en el área de ingresos, pendiente de la correspondiente evaluación por parte del educador y el resto del equipo socioeducativo de la prisión para asignarle un módulo.

Las fuentes consultadas apuntan a que seguramente se quedará ingresado en el módulo 8, donde se encuentran los presos reincidentes preventivos, es decir, quienes ingresan en la cárcel por la gravedad del delito y están a la espera de la celebración del juicio por los hechos de los que son acusados. «El preso 'sombra' estará con él seguramente sólo el primer día, porque él en la cárcel se maneja bien y la conoce desde hace ya muchos años. No es un preso que se encuentre en un terreno hostil porque lo conoce muy bien. Incluso diría que tras su larga trayectoria de entradas y salidas llega a ser respetado por el resto de internos. Aquí dentro, los códigos de comportamiento son otros», comenta un funcionario de la prisión de Albolote.

Quienes lo pudieron ver el primer día de su ingreso han manifestado que «no se le veía afectado».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos