Jueves, 20 de septiembre de 2007
Registro Hemeroteca

en

ALMERÍA

FÚTBOL
La 'herencia' de Dimitry Piterman
El Deportivo Alavés, próximo rival rojillo, sumido en la ley concursal, recibe una reclamación de 130.000 euros de la Liga de fútbol de EE UU
La 'herencia' de Dimitry Piterman
FRACASO. Dimitry Piterman, en su etapa en el Alavés. /IDEAL
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

El paso del empresario ucraniano Dimitry Piterman por la presidencia del Deportivo Alavés ha sido nefasto para la historia reciente del club vitoriano. Su 'herencia' fue un agujero negro, donde 23 millones de euros de deuda ahogan el futuro de una entidad que llegó a ser la envidia de los modestos con su paso por la Primera División y la consecución del hito más importante de su trayectoria: jugar una final de la Copa del UEFA. Aquello, aunque no muy lejano en el tiempo, cayó casi en el olvido tras convertirse en máximo accionista de la sociedad anónima deportiva uno de los dirigentes futbolísticos más estrambóticos que ganó notoriedad con el balompié español.

El presidente que ejerció de entrenador encubierto -colocaba al frente a un técnico titulado, pero decidía las alineaciones- llevó una intervención judicial y a la ruina al Alavés. Tal fue el desaguisado financiero que los nuevos gestores, encabezados por Fernando Ortiz de Zárate como presidente, decidieron acogerse a la ley concursal para evitar la quiebra económica y la posterior desaparición de la entidad.

Pero la sombra de Piterman es alargada y los problemas del equipo alavesista no han terminado con la ley concursal. En el verano de 2006, el empresario ucraniano decidió adquirir por 350.000 euros la franquicia del California Victory, conjunto de la Union Soccer League (USL), la Liga de fútbol de Estados Unidos. Ahora, una año después, la sociedad que gestiona el balompié estadounidense le reclama al Deportivo Alavés una deuda de 130.000 euros, derivada del último pago que Piterman debió haber satisfecho por la compra de dicho club, que ascendía a 90.000 euros y que no nunca llegó a abonar, así como de otros impagos que la franquicia ha generado con su actividad diaria. Piterman sólo abono 260.000 euros de los 350.000, y lo hizo con dinero del Alavés.

La entidad albiazul, según señalaba ayer el diario El Correo, ha asumido desde el principio la existencia de esa deuda, que fue incluida en la lista de acreedores entregada al Juzgado de lo Mercantil. Algunas fuentes apuntan, incluso, a que la cifra reconocida por el club ante la jueza es superior a esos 130.000 euros. Entre las posibilidades que existen para solucionar el problema se encuentra la opción de negociar con la USL una rebaja en sus peticiones o, en el mejor de los casos, la anulación de la deuda a cambio de los derechos de la franquicia, de la que el Alavés quiere en definitiva desprenderse.

La USL ha colmado su paciencia y estudiar emprender acciones legales para cobrar el dinero. También estudia si puede hacerlo contra Piterman -que ha llevado todas las gestiones desde el comienzo del California Victory- o debe recurrir sólo contra el Alavés. En definitiva, que Piterman no dejó muchos amigos en Vitoria, pero sí un grave problema.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS