Lunes, 27 de agosto de 2007
Registro Hemeroteca

en

ALMERÍA

MUNDO
Los islamistas marroquíes cantan victoria en su primer mitin electoral
El PJD acusa a otros partidos de intentar aprovechar el terrorismo para excluirle
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Los islamistas del Partido Justicia y Desarrollo (PJD) celebraron ayer su primer gran acto electoral dentro de la campaña de las elecciones legislativas que se celebrarán en Marruecos el 7 de septiembre. Todas las encuestas los sitúan como favoritos y ellos mismos estiman que pueden obtener entre 60 y 80 representantes.

El secretario general del PJD, Saadeddine Othmani, se mostró ayer «convencido» de que ganarán los comicios. «Seremos los primeros, no los segundos ni los terceros», aseguró ante sus enfervorizados seguidores, muchos de ellos tan jóvenes que ni siquiera le podrán votar.

La Cámara de Representantes, con 325 escaños, está dominada en la actual legislatura por una coalición encabezada por los socialistas (50) y los nacionalistas (48). El PJD ha sido la principal fuerza de la oposición con 42 asientos.

El de ayer fue un acto popular y populista, de tarde de domingo, presidido por un gran retrato del rey Mohamed VI y que dio comienzo con el himno nacional. Unas dos mil personas, hombres a la derecha y mujeres a la izquierda, abarrotaron una sala en un complejo deportivo de Casablanca impertérritos al asfixiante calor. Los atentados terroristas que han golpeado a Marruecos desde 2003 no han frenado el ascenso de Justicia y Desarrollo, que no duda en condenar cualquier acto violento.

«Malas artes»

Othmani acusó a otras formaciones «que se dicen democráticas» de «malas artes» al intentar aprovechar los momentos de crisis que generan los atentados para intentar minar al PJD en una estrategia de «exclusión y dictadura».

El PJD, que pide no ser considerado integrista, se mantiene apegado a la «legitimidad islámica y democrática», como dijo su secretario general.

La lucha contra la corrupción, la pobreza y el paro, el mantenimiento del crecimiento económico así como mejoras en la educación y la Justicia son los pilares del programa de los islamistas moderados, que, sin embargo, no ponen en duda el papel dominante del soberano en todas las estructuras de poder del país: políticas, judiciales, religiosas o económicas. Este reconocimiento del papel de la monarquía separa al PJD de la principal fuerza integrista, la asociación tolerada pero no legalizada Justicia y Caridad.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS