Sábado, 18 de agosto de 2007
Registro Hemeroteca

en

EDICIÓN IMPRESA

Provincia
Los vecinos de Los Villares decidirán en la urnas si quieren cobertura de móvil
La alcaldesa de La Peza ha hecho una llamada a los habitantes de la pedanía para que ellos decidan en referéndum si desean o no una antena de telefonía
Los vecinos de Los Villares decidirán en la urnas si quieren cobertura de móvil
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Los cien vecinos de Los Villares, un anejo de La Peza, se encuentran en el dilema de decidir si se instala o no una antena de telefonía móvil. Están convocados el próximo día 23 para decidir con su voto hasta donde llegan las ondas de telefonía móvil, si móvil o dormir tranquilos por si las moscas. Ha sido la misma alcaldesa de La Peza, Celia Santiago (PP), quien ha llamado a los vecinos de la pedanía a las urnas.

En un documento remitido al Ayuntamiento por el Ministerio de Industria se ha informado de la persistencia de los problemas que hacen inviable hasta el momento la instalación de la antena que de cobertura a la pedanía. El Ministerio ha informado de la la «necesidad perentoria» de solucionar el problema y daba un plazo al municipio de dieciocho días para resolver la situación.

Con este comunicado sobre la mesa, Santiago ha emitido un bando en el que «ante la controversia» se requiere la opinión de los vecinos mediante una consulta democrática. La cita será el día 23 de de doce del medio día a dos de la tarde. Con esta decisión Celia Santiago quiere que sean los propios habitantes de Los Villares, por mayoría de votos, los que decidan qué camino se ha de seguir. Los debates que se han dado en otros lugares sobre la conveniencia o no de las antenas se producirán antes de su instalación en virtud de la decisión que ha tomado la alcaldesa.

De sueño a realidad

A Los Villares se accede por una carretera que separa al núcleo de unos seis kilómetros del pueblo de Darro.

La localidad y su condición de lugar perdido para la cobertura telefónica es el sueño de las vacaciones de muchos. El móvil, de momento y a la espera de la decisión de los vecinos, es un instrumento que se convierte en un cacharro inútil cuando se pasea por las calles de Los Villares. La barritas que indican la cobertura descienden hasta la nada al llegar a él. Una cabina a escasos metros de la plaza del pueblo es la única solución para los que no tienen un teléfono fijo al que acudir. Sin embargo, para otros, se trata de un servicio que se identifica con modernidad y calidad de vida del que están apartados.

Un paseo por Los Villares hace pensar que la decisión está tomada con antelación y que la mayoría de los vecinos quiere la instalación de la antena. El alcalde pedáneo, José González, asegura que el ambiente es positivo y que el móvil es un adelanto del que se está negando al pueblo. José muestra el lugar en el se instalará la antena. Es una esquina del pueblo, próximo al Salón de Festejos. Cree que ganará el sí.

Una vuelta por el pueblo da la razón al alcalde pedáneo. Por comodidad o por economía los vecinos se muestran favorables en su mayoría a su instalación y son pocas las voces contrarias. También los visitantes del pueblo en verano se han mostrado favorables a la instalación.

Comunicación

Acostumbrados a usar el móvil no quieren renunciar a la comodidad de llevar la comunicación en el bolsillo y depender, como toda la vida, de un teléfono fijo. Otros quieren las dos cosas: que las instalen, pero bien lejos que esas antenas las carga el diablo.

De momento y a la espera de lo que dictaminen las urnas, el municipio de Los Villares sigue siendo un lugar idóneo -tal vez por poco tiempo- para que la alarma del móvil no interrumpa la siesta.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS