Domingo, 15 de julio de 2007
Registro Hemeroteca

en

ALMERÍA

VIVIR
Una escuela de madres propone cuentos por la igualdad de sexos y culturas
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Una escuela pionera impulsada por dos profesoras de la Universidad de Granada, que opera en colegios de toda la provincia, trata de inculcar y fomentar en las madres valores interculturales, especialmente los relacionados con género y diversidad, en las narraciones infantiles que leen a sus hijos.

El proyecto, denominado 'Una escuela de madres en contextos interculturales', está financiado por la Junta de Andalucía y se desarrolla en distintos colegios de la provincia, entre ellos el de La Inmaculada de Granada. Su objetivo es «concienciar a las madres sobre la necesidad de transmitir a sus hijos otros cuentos distintos a los clásicos que, a pesar de no representar a la sociedad actual, siguen siendo muy utilizados por padres y madres», explicó la directora del Departamento de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación, de la Facultad de Educación de Granada, Leonor Buendía.

Investigación

Esta escuela se enmarca en una investigación que Buendía, junto a otra profesora compañera de facultad, Purificación Salmerón, llevan a cabo, titulada 'Valores que transmiten las madres en las narraciones infantiles'. Las docentes se dieron cuenta de que «los cuentos clásicos de Green o Andersen, por ejemplo, transmiten una serie de valores que hoy en día no reflejan en absoluto lo que es la sociedad actual», indicó Buendía. Así, en estos cuentos, la principal aspiración social de la mujer es el matrimonio, mientras que los modelos familiares están formados solo por el hombre y la mujer.

Madrastra o bruja

Además, «a la mujer se la sigue asociando con los valores negativos de los cuentos», de lo que dan muestra personajes como la perversa madrastra o la bruja, frente a los personajes masculinos que «siempre son valientes y llevan el sustento a casa».

Son valores contra los que estas dos investigadoras granadinas creen que hay que luchar, para lo que han puesto en marcha una escuela de madres de distintas nacionalidades, «puesto que son éstas la principal fuente de transmisión de valores en la infancia».

Las docentes incitan a los pequeños a escribir y leer en alto cuentos de sus distintos países de origen, para detectar aquellos valores sociales discriminatorios o perjudiciales para su educación. Entre los múltiples cuentos que las investigadoras llevan recopilados hasta ahora, figuran, por ejemplo, uno de una niña de Armenia, en el que la guerra entre religiones «se entiende como algo natural», otro de una niña rumana en el que «los robos y el pillaje» forman parte del día a día de su localidad natal u otro de un niño chino «al que entregan a una niña como regalo».

Frente a estos cuentos, la escuela propone unos cuentos interculturales que tratan de inculcar, fundamentalmente, dos valores: la igualdad entre géneros y la diversidad.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS