Lunes, 21 de mayo de 2007
Registro Hemeroteca

en

LOCAL

GRANADA
La Virgen de la Misericordia, coronada en la Catedral ante más de tres mil personas
La joya, portada por cuatro seminaristas, fue colocada en las sienes de la Dolorosa por el arzobispo, monseñor Martínez
La Virgen de la Misericordia, coronada en la Catedral ante más de tres mil personas
El arzobispo coloca la corona a la Virgen de la Misericordia. / L. RIVAS
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

A las dos y tres minutos de la tarde de ayer domingo el arzobispo de Granada, monseñor Martínez Fernández coronó canónicamente a la imagen de María Santísima de la Misericordia, situada en su paso de palio, en el interior de la Catedral. Aplausos de los más de tres mil asistentes que acudieron a la celebración de la Eucaristía, palma real lanzada al aire de la ciudad y el 'Regina Coeli' de Mozart, interpretado por el Coro Sinfónico de Málaga y la Orquesta Ciudad de la Alhambra, festejaron ese instante. Culminaban entonces varios años de trabajo preparando el acto y las actividades previas que se vienen celebrando desde que de manera oficial el 18 de noviembre.

«Nosotros, Madre de Dios, agradecemos en ti la Misericordia infinita de Dios y como El nos ama se ha manifestado a través tuya a todos nosotros», indicó el arzobispo en sus palabras en el transcurso de la homilía. «No somos mejores que los demás hombres y sin embargo por el Amor de tu Hijo nosotros podemos vivir la vida porque conocemos la Misericordia del amor de Dios», señaló también dirigiendo la mirada hacia el paso de palio situado junto al lado del Evangelio del presbiterio de la Catedral de Granada.

La misa solemne de la coronación de la Virgen de la Misericordia resultó muy seguida en absoluto silencio por los cofrades, hermandades y público en general que no quiso perderse esta ocasión histórica.

Desde varios puntos de Andalucía también asistieron a la coronación canónica. De Córdoba o de Málaga varios autocares llenos de cofrades estuvieron presentes en la ceremonia y en el protocolo establecido en el interior de la Catedral se podían ver a los varios artesanos que han participado en las obras que completan el paso de palio de la Virgen, tales como los responsables del taller Fernández y Enríquez, de Brenes (Sevilla) o el autor de la corona, Juan Borrero, de Sevilla, y su hijo José Antonio Borrero, continuador de esta saga de uno de los mejores talleres de nuestra región. Próximo a ellos, algunos de los autores de las marchas compuestas con este motivo, entre ellos el granadino Juan Antonio Barros.

«Celebramos esta mañana que el amor de Dios no es una alucinación vana, sino que es la manifestación de que el amor no es una estupidez ni la esperanza una necedad», dijo monseñor Martínez Fernández, quien aseguró también que «necesitamos la Misericordia para nuestra humanidad y por eso coronar a su Madre es lo más razonable que un ser humano puede hacer».

Dos horas de ceremonia

La Eucaristía seguía su ritual habitual marcado por una mayor solemnidad y la presencia constante de fieles que llenaban las naves catedralicias. Dos horas duró la ceremonia y sin embargo se mantuvo una extraordinaria compostura dentro del recinto religioso. Los fieles se mostraban deseosos de ver subir al prelado hasta el paso de palio para coronarla. El ritual de la Eucaristía se iba desgranando lentamente.

El Ayuntamiento dio especial esplendor a la celebración. Maceros y porteros del municipio entraron dando escolta a la corporación municipal con su titular al frente, José Torres Hurtado. El equipo de gobierno ha dado especial respaldo a la cofradía de los Favores para esta celebración, colaborando en su organización y disponiendo todo lo necesario para engalanar estas jornadas. Los padrinos de la coronación, Sebastián Pérez y Belén Sánchez-Lorente, ocupaban la primera fila, en el lado opuesto de la corporación municipal.

Frexia y rosas en el paso de palio, todo en color blanco, daban forma al adorno escogido por la hermandad para esta solemne ocasión. Tres plintos a cada lado sustentaban otras tantas jarras de azucenas y lilium blanco. El altar se había realizado por las priostías de la cofradía convocante y varias hermandades del Realejo, que les auxiliaron y en el mismo figuraban las primitivas caídas del techo de palio del paso de la Virgen sobre fondo granate y alzado como unos cincuenta centímetros para permitir la visión del mismo.

La Virgen de la Misericordia vestía casi entero su ajuar de estreno. El taller de Fernández y Enríquez ha realizado la saya de la coronación y una toca de sobremanto, donada por un grupo de hermanas de la corporación. Su vestidor le había realizado un tocado sobrio y elegante en el que figuraban todos los obsequios que ha ido recibiendo de numerosas hermandades, cofradías y particulares con motivo de su coronación.

El momento

Poco antes de las dos de la tarde accedía al presbiterio la corona portada por cuatro seminaristas sobre unas andas de plata. Tras la misma, una representación de Aspace. Seminario y esta asociación son el reflejo de la obra asistencial nacida con motivo de la coronación canónica. Sebastián Pérez, cubiertas las manos con guantes, se acercó a coger la corona y depositarla sobre un pequeño sitial donde fue bendecida la presea y tras esto la tomó en sus manos nuevamente hasta subirla al paso de palio donde el arzobispo la esperaba y, agazapado discretamente, el prioste Jorge Moreno para ayudar al prelado a colocarla sobre las sienes de la Dolorosa. Eran las dos y tres minutos de la tarde y la página de la historia cofrade de Granada se había enriquecido con una nueva coronación canónica.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS