Martes, 20 de febrero de 2007
Registro Hemeroteca

en

LOCAL

GRANADA
Detenida una mujer que conducía sin carné, ebria y con un hombre en el capó
La infractora y el pasajero fueron condenados en un juicio rápido al pago de una elevada multa y a la retirada del carné durante 8 meses
Imprimir noticiaImprimirEnviar noticiaEnviar

Publicidad

Una mujer de origen brasileño -cuyas iniciales son V.E.L. y de 43 años de edad- fue detenida ayer en la localidad granadina de Armilla por la Guardia Civil tras una alocada carrera por las calles cuando conducía, sin carné ni seguro obligatorio, y con un hombre encaramado al capó del vehículo. Según informó el Instituto Armado en una nota de prensa, los hechos ocurrieron sobre las 12.00 horas del domingo en la carretera local A-338, junto al polideportivo de Armilla, cuando una patrulla estaba atendiendo a los implicados en un accidente de circulación en el que los coches habían sufrido daños materiales.

Entonces, según relataron los agentes, vieron venir por la carretera, procedente de la localidad de Churriana, un turismo Renault 5 de color rojo con una persona tumbada en el capó.

Caso omiso al alto

Inmediatamente le dieron el alto, pero la conductora hizo caso omiso y aceleró para huir de la Guardia Civil. La patrulla salió tras el Renault 5, que huyó a toda velocidad esquivando coches y obligando a otros a salirse de la carretera o a apartarse, hasta la calle Vigo de Armilla, en donde los dos pasajeros del vehículo y el que viajaba en el capó abandonaron el turismo y huyeron a pie. Los agentes les alcanzaron y averiguaron que las tres personas «habían compartido charla y copas desde la madrugada en una conocida discoteca» de un pueblo del cinturón granadino. Así, a la salida de la discoteca y por razones que no han trascendido, «el joven granadino se negó a apartarse del vehículo cuando la detenida y su amigo, también brasileño, quisieron marcharse», según indicó el Instituto Armado.

Dos kilómetros

La detenida le dijo «o te apartas, o te llevo por delante», y como quiera que no lo hizo, la mujer arrancó el vehículo y aceleró. El joven, en lugar de hacerse a un lado, se echó encima del capó, y así estuvieron circulando hasta que la Guardia Civil los detuvo.

Cuando los guardias civiles vieron el vehículo ya habían circulado de esta guisa algo más de dos kilómetros y medio desde la discoteca.

Los agentes también comprobaron que la conductora carecía de permiso de conducir y de seguro obligatorio del conductor. Además, dio positivo en alcohol tras ser sometida a la prueba. Ayer, ambos fueron juzgados en un procedimiento rápido. El resultado de la tropelía: el pago de una cuantiosa multa y ocho meses de retirada de carné para ambos.

 
Vocento

Contactar | Mapa web | Aviso legal | Política de privacidad | Publicidad | Master de Periodismo | Club Lector 10 | Visitas a Ideal

Canales RSS