Josele Santiago, cantante: «Componer es como comprender a un marciano»

El ex miembro de Los Enemigos presenta hoy en la sala Tren 'Garabatos', un disco de sonidos naturales y diáfanos

JUAN JESÚS GARCÍAGRANADA
Josele Santiago, un veterano de la escena española. / J. J. GARCÍA/
Josele Santiago, un veterano de la escena española. / J. J. GARCÍA

'Garabatos' ha remachado el desinterés de Josele Santiago por retomar lo ya hecho con Los Enemigos, por más que apene a muchos. Envuelto en sonidos naturales y más diáfanos que nunca, de la mano de Pablo Novoa, Josele vuelve a Granada para tocar ese disco en la cara de su gente. También caerán en el repertorio algunas versiones de Chavela Vargas y Francesco Gregory y acaso algunos temas de su antiguo grupo. En la Tren actúa hoy (22.00 horas) tras los Psicoactivos.

-Le ha quedado un disco muy limpio y muy diáfano.

-No sé, ya que le hacen a uno una foto pues se afeita ¿no? (risas). De sonido ha quedado claro, sí, pero de intención es más arriesgado, juguetón y está tocado con muchos cojones. Sí es cierto que no hay distorsiones, huyo de ellas ahora porque no me las piden las canciones.

-¿Sigue en esto por jugar?

-Esta vez ha sido menos juego, porque las maneras de Nacho y de Pablo son muy diferentes. Nacho Mastretta será de Santander pero parece de Saturno, arriesga mucho. A Pablo le gusta tener las cosas más claras, a mí también. Además como tocamos en acústicos y viajamos mucho juntos vamos trabajando en el coche por el camino.

-En este disco se aleja del psicodrama y se mantiene como observador de la jugada.

-Uno ya ha mirado bastante para adentro y se ha hartado. Ahora miro hacia fuera y prefiero contar historias y dejarse de eso de psicodramas. Me gusta el punto de vista del mirón, ves cosas y apuntas lo que pasa, aunque luego las cuentes en primera persona; mis letristas favoritos siempre han hecho eso: Tom Waits, Ray Davis...

-¿Y algún cuentacuentos local aparte de Serrat?

-Está Kiko, está Albert Pla...

-¿No echa de menos un poco de saturación en el alma?

-No, lo que sí echaba de menos era tocar un poco de rock and roll del que me gustaba, del de los años cincuenta y primeros sesenta, pero me quito el mono con colegas en los locales...

Kike Turmix

-Este año ha vuelto con los Enemigos, pero de cuando eran amigos de bar. ¿Cómo fue?

-Cuando Kike Turmix murió hicieron una fiesta de homenaje y me llamaron. Kike me había dicho hacía tiempo que por qué no nos juntábamos Los Enemigos originales, así que fuimos allá Fino Artemio y nos lo pasamos en grande. Como hacía veinte años del 'Ferpectamente', Artemio sugirió hacer una fiesta, y yo le propuse una gira entera, y nos lo hemos pasado de cojones, incluso hemos sonado hasta decentemente. Aunque hubiera sido solo por recuperar la amistad con Artemio ya valía la pena. El repertorio era aquel disco y las versiones que hacíamos entonces: Rufus Thomas, Chuck Berry y la música negra del siglo pasado.

-Hablando de música negra y de algún blanco que quisiera ser negro... el disco tiene puntos muy Costello.

-¿Oye que yo blanquito me veo muy bien! ¿e incluso algunos días me gustaría ser transparente, eh! (risas) Sí, Costello siempre me ha interesado y es un artista que creo que va a más, por lo menos para mí. Pero vamos, yo no me dedico a hacer ejercicios de estilo.

-Coger a Chavela y ahora a Gregory ¿es para despistar?

-Sí quisiera eso buscaría más (risas) Ya que te pones a hacer una versión está bien hacer un poco de arqueología, ¿no voy a hacer una de los Beatles o ACDC! Yo me he dado cuenta que cuando nos atascamos en un tema, en vez de insistir o irte definitivamente al bar, una versión te oxigena y te suelta.

-Tras años de componer y cantar ¿qué relación tiene con una canción?

-Cada una es un mundo, pero, joder es una relación bastante surrealista, incluso rozando el plano onírico. Algunas son relaciones reflexivas, otras más suaves... es como comunicarse con un bicho que habla otro lenguaje, como un perrillo que no sabes lo que quiere y vas dando palos de ciego hasta que suena a hueco. Las canciones son como bichejos que an dan por ahí, los atrapas y no sabes de qué van, tiran para todos lados, acordes, palabrejas... es como intentar comprender a un marciano.

Fotos

Vídeos