Huéscar y Dinamarca estrechan sus lazos de amistad al cumplirse 25 años desde que sellaron la paz

La bandera danesa ondeó en el balcón del Ayuntamiento junto a la andaluza y española en un acto oficial promovido por el municipio

JOSÉ UTRERAHUÉSCAR

Los turistas que ayer se encontraban a las 13 horas en la Plaza Mayor de Huéscar, no acertaban a comprender porqué en ese momento se izaba la bandera de Dinamarca, a la misma vez que sonaba el himno danés y que venía tanta solemnidad. Luego sonaron los himnos de Andalucía y España y, también, se izaron las respectivas banderas.

Terminada la ceremonia se inauguró la exposición '1981- 2006' que el responsable del archivo histórico de Huéscar, Antonio Ros ha preparado con detenimiento durante las últimas semanas y en la que se muestran documentos históricos, la hemeroteca con los numerosas informaciones que hace 25 años la prensa escrita dedicó a la firma de la paz entre un remoto pueblo de la provincia de Granada y un país del norte de Europa como es Dinamarca.

Todos los visitantes, incluidos los ocasionales turistas que ayer pasaban ocasionalmente por Huéscar, pudieron tomar conciencia e información de lo que había sucedido minutos antes con el izado de la bandera de Dinamarca.

En una de las salas que abarca la exposición se muestra el libro de actas del año 1809 abierto por la página que hace referencia al acuerdo del 11 de noviembre por el cual la Corporación Municipal de Huéscar de aquel entonces acordó declarar la guerra a un país tan lejano como era y es Dinamarca.

Homenaje

Los actos continuaron por la tarde con la conferencia 'El valor de la palabra, el valor de lo escrito', a cargo del historiador Vicente González Barberán, hijo predilecto de Huéscar, descubridor de los documentos que atestiguaban que en el año 1981 aun se estaba en guerra con Dinamarca y mediador entre el Ayuntamiento oscense y el Gobierno danés para firmar la paz. Como así ocurrió el 11 de noviembre de 1981 cuya noticia recogieron todos los medios de comunicación nacional españoles y daneses e, incluso, de Argentina Italia o Mozambique.

De la guerra con Dinamarca, Huéscar pasó al hermanamiento con la ciudad de Kolding, situada al oeste de Dinamarca, a 75 kilómetros de la frontera alemana, y a 205 kilómetros de Copenhague, en el litoral del pequeño Belt.

El hermanamiento entre Huéscar y Kolding se realizó por expreso deseo de la ciudad danesa y de inmediato fue aceptado por el Ayuntamiento de Huéscar. El primer acto del mismo se celebró entre los días 20 y 23 de junio de 1985. Durante esos días una delegación oscense, compuesta por 30 personas, se desplazó hasta Kolding para participar en los actos organizados para tal fin.

Según cuenta Martínez Punzano en su libro 'Huéscar a si alcance' uno de los actos más emotivos fue el sencillo homenaje que la delegación de Huéscar rindió al capitán Costa, en el cementerio Católico de San Canuto de Frederícia. Antonio Costa, mandaba el quinto Escuadrón del Regimiento del Algarbe, de las tropas españolas que en 1808 invadieron Dinamarca. El capitán fue el único fallecido en la guerra entre España y Dinamarca. En un monolito que hay junto a su tumba se puede leer «Recuerdos a España». Últimas palabras de este militar antes de morir.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos