Un accitano fue 'president' de Cataluña mucho antes que Montilla

Luis de Tena, canónigo de Toledo y después obispo de Tortosa, desempeñó el cargo en el primer tercio del siglo XVII

J. J. PÉREZGUADIX

El primer secretario del PSC, José Montilla, será el tercer presidente de la Generalitat de origen andaluz, ya que Luis de Tena, natural de Guadix, y Alfonso de Sotomayor, nacido en Carmona (Sevilla), ya presidieron la Generalitat en el siglo XVII. Luis de Tena fue 'molt honorable president' de la Generalitat en el primer tercio del siglo XVII, muchos años antes de que Montilla llegue a ese cargo gracias al polémico acuerdo del tripartito catalán. Así pues, ni Montilla es el primer presidente catalán de origen meridional ni parece que las políticas de integración de CiU, como defendió Artur Mas en la pasada campaña electoral, hayan servido para que un andaluz llegue a tan alta dignidad.

En realidad, según los datos a los que hemos tenido acceso, la presidencia de Luis de Tena, hijo ilustre de Guadix, fue incluso antes del centralista decreto de Nueva Planta (1714) que dejó en el olvido a la centenaria institución catalana hasta su reinstauración en la II República.

Pero ¿quién fue Luis de Tena? Nacido en Guadix, fue canónigo de Toledo y después obispo de Tortosa (1616-1622). Escribió un volumen comentando las Epístolas de San Pablo a los hebreos y se lo dedicó a Felipe III. La impresión se hizo en Toledo en el año 1611. Luis de Tena ocupó la presidencia de la Generalitat entre 1617 y 1620. El obispo Molt Honorable está enterrado en la localidad de Tortosa, donde falleció en el episcopado y su tumba está en la capilla de la Virgen de la Cinta, la patrona de la ciudad. Por expreso deseo de Luis de Tena la tumba está cubierta con una sencilla lápida en la que sólo aparece su nombre en latín.

La Generalidad de Cataluña tiene sus orígenes en las Cortes Reales Catalanas la cuales, durante el reinado de Jaime I el Conquistador, se reunían convocadas por el rey como representantes de los estamentos sociales de la época. En las Cortes de 1289 se creó una Diputación General, comisión temporal para recaudar el tributo que se concedía al rey. Este impuesto era conocido popularmente como 'generalidad' y con el tiempo este nombre se impuso al oficial.

Desde 1359

La Generalitat de Cataluña se fundó en 1359, primero con funciones fiscales y después como máxima representación del gobierno catalán. Muchos de sus primeros presidentes procedían del clero y eran consensuados con la nobleza. Desde 1413, la Generalitat funciona como órgano autónomo y de gobierno de Cataluña.

Esta institución ha tenido hasta ahora 127 presidentes y no todos, como se demuestra con Luis de Tena, han nacido en Cataluña. José Montilla será por tanto el número 128 y el tercer andaluz.

Fotos

Vídeos