La compra de Cervezas Alhambra permitirá a Mahou luchar por liderar el mercado nacional

El segundo grupo cervecero en España elevará sus ventas hasta los 973 millones de euros y entra por vez primera en el negocio del agua mineral Tendrá tres plantas de envasado de cerveza en la Comunidad andaluza

MIGUEL ALLENDEGRANADA

La compra de Cervezas Alhambra por el grupo Mahou-San Miguel no sólo tiene una repercusión directa en el futuro de la compañía granadina, sino que supone un paso más en la concentración del sector, que queda ahora en manos de tres grandes grupos: Heineken España, Mahou-San Miguel y Damm. Otras dos medianas empresas, como son Compañía Cervecera de Canarias e Hijos de Rivera, configuran el último testimonio de firmas independientes que aún resisten procesos de integración.

Lo cierto es que Mahou-San Miguel cerró el pasado ejercicio con una cifra de negocio de 895,2 millones de euros, mientras que el líder del mercado nacional alcanzó la cifra de 1.055. Aunque la diferencia no es muy significativa, coloca a cada compañía en un lugar del ránking perfectamente definido. A partir de este momento, la distancia entre los dos gigantes cerveceros se ha estrechado y como refleja el gráfico adjunto, apenas les separa una cantidad reseñable.

Alhambra Alimentaria, para ser más precisos, inyecta al grupo Mahou-San Miguel un volumen de negocio de 78,1 millones de euros, con lo que el grupo madrileño llega a un volumen de negocio agregado de 973,3.

Pero no sólo se trata de negocio. Mahou-San Miguel tan sólo dispone de una fábrica de cerveza en el sur de España, la de Málaga. Desde el mismo momento en que cristalice la operación de compra de Alhambra Alimentaria -la semana entrante será firmado el contrato de compraventa- tendrá también dos factorías de producción y envasado de cerveza -las de Granada y Córdoba- así como otra de agua mineral en Jaén. El salto en este aspecto es sustancial y la presencia del grupo en una de las zonas del país donde más cerveza se consume, se multiplica por tres. La producción de 1.120 millones de litros de cerveza pasará, así, a algo más de 1.200 al sumarse la que procede de las factorías de Alhambra.

Diversificación

Pero si importante para Mahou-San Miguel es la producción de más volumen de cerveza, de contar con más factorías, no le anda a la zaga a entrada en el sector del agua mineral envasada y avanzar así en su diversificación. Agua Sierras de Jaén, con 40 millones de litros embotellados anualmente, pertenece al grupo granadino desde 2002 y desde entonces éste ha realizado una inversión de tres millones de euros que le ha permitido un aumento de su volumen de negocio en un 40%.

La planta de envasado de Agua Sierras de Jaén se encuentra en el término de Los Villares y se alimenta de dos manantiales que el pasado año, a consecuencia de la sequía, disminuyeron su caudal, sin que afectara a la producción de la empresa ya que ésta no se halla al límite de producción.

En Mahou-San Miguel son conscientes de que grupos cerveceros competidores, como Damm, han apostado por el mercado del agua mineral y de ella junto con los refrescos, obtienen mayores beneficios económicos que de su negocio tradicional. A las 14 marcas con que cuenta este grupo, de capital netamente español, y entre las que se encuentran varias de cerveza sin alcohol, sumará en breve también otro producto cuyo consumo está en alza en todo el país como es el agua mineral.

Dentro de esta apuesta estratégica por la diversificación se enmarca el fichaje como director general de la empresa de Alberto Rodríguez-Toquero, quien durante su estancia en el grupo Coca-Cola y especialmente en los dos últimos años como director general, impulsó la diversificación de productos en esta empresa con marcas tan conocidas hoy día como Bonaqua o Nordic Mist. Con ese bagage aterrizó en Mahou-San Miguel y los primeros frutos de su trabajo empiezan a ser visibles.

Grupo consolidado

Mahou-San Miguel es el primer grupo cervecero de capital español, resultado de la integración en el año 2000 de las dos grandes empresas que lo componen. No hace mucho tiempo anunció la adquisición de la Cervezas Anaga, fabricante en Tenerife de la popular cerveza Reina. Ahora ha dado un paso más en la misma dirección con la adquisición del grupo Alhambra Alimentaria.

A tenor de la información facilitada por la propia compañía cervecera a este periódico, el entramado industrial de Mahou-San Miguel se desparrama ya practicamente por todo el territorio nacional. Pero sus ambiciones pasan por liderar el mercado nacional y tener una significativa presencia en el exterior. Las campañas publicitarias abundan en esa idea, con una marca como San Miguel, fuertemente posicionada, en pleno desarrollo y expansión.

De las cifras ya conocidas que marcan al grupo madrileño, destacan algunas como los 159,8 millones de beneficios netos o una inversión de casi 74 millones, también en el pasado ejercicio.

miguelallende@ideal.es

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos