El festival de rock del Zaidín congregó a 70.000 asistentes

La Asociación de Vecinos hace un balance muy positivo de la edición 2006 de las fiestas Este año no ha habido protestas por el ruido

J. E. GÓMEZGRANADA

Los vecinos y responsables ciudadanos del Zaidín celebraban ayer un nuevo éxito de sus fiestas anuales. Una vez más el festival de rock, en su 26 edición, ha sido la estrella en cuanto a trascendencia y asistencia, con algo más de 70.000 personas a pesar de que la lluvia del sábado reduce considerablemente la afluencia de gente ante el escenario zaidinero y, en palabras del concejal de Mantenimiento, Vicente Aguilera, «con la ausencia total de incidentes dignos de mención».

El balance exitoso de la pasada feria del Zaidín supone una inyección de cara al próximo año. La presidenta de la Asociación de Vecinos Zaidín-Vergeles, María Ángeles García Fernández, aseguraba ayer que la próxima edición mejorará algunas de las cuestiones que han podido fallar este año, como habilitar el auditorio cubierto del Centro Cívico para la celebración del festival flamenco, que hubo que suspenderlo el pasado sábado, y coordinar mejor algunas actividades, como el error de remitir a la gente a la nueva plaza de Félix Rodríguez de la Fuente para un concierto de la Banda Municipal de Música, cuando en realidad la actuación era en Federico Mayo. La presidenta avanza que en pocos días se celebrará un concierto de la Banda Municipal de Música en la nueva plaza para que puedan disfrutar todos aquellos que se quedaron con las ganas durante las fiestas.

Pregonero de excepción

Para Vicente Aguilera, una de las mayores satisfacciones de las fiestas, ha sido contar con un pregonero de excepción, Tico Medina, que no se conformó con leer textos para preparar el pregón, sino que quiso pasear por el barrio, conocer a sus gentes, para poder hablar sobre ellos. Para Aguilera el ambiente ha sido excepcional, con colaboración de una gran cantidad de vecinos en todas las actividades, tanto deportivas como culturales, e incluso en las diferentes verbenas que se hicieron por todo el barrio.

El Festival de Rock ha tenido una importante trascendencia en los sectores jóvenes de la ciudad, la primera noche, con Los DelTonos y Sex Museum como estrellas indiscutibles, aglutinaban a más de 5.000 personas ante el escenario. Rock ibérico de alta calidad. La segunda noche, dedicada a las músicas mestizas tenía la vuelta de Cifuentes al frente de Celtas Cortos, la noche con mayor afluencia de gente.

El cierre del festival lo pusieron los aires electrónicos y roqueros de Cycle, una banda que llena las salas de todo el país por su apuesta de fusión entre el rock, el techno y los sonidos de puro electrorock. Una noche que aglutinaba el mayor número de jóvenes con la presencia de los reyes del heavy clásico de este país.

Este año tampoco ha habido protestas por el ruido del festival, ya que se ha llevado de forma rigurosa el cierre de los equipos de sonido a las cuatro y media de la madrugada, no como en ediciones anteriores que el festival acababa pasadas las seis de la mañana.

Fotos

Vídeos