«Es un premio tenerla como hija»

MADRE: Esperanza Bracero García, directora CEIP Santos Médicos | HIJA: Nadia Dólera Bracero, estudiante

Javier F. Barrera
JAVIER F. BARRERAGranada
«Un vínculo infinito de amor»Alfredo Aguilar
1

«Un vínculo infinito de amor»

Nadia es desenvuelta y como chiquilla que es se lo pasa en grande con esto de las entrevistas, las fotografías y los periódicos. Su madre, Mª Esperanza Bracero García, es directora del colegio Santos Médicos de Cortes de Baza y coordinadora de la Mesa Intercultural de Cortes de Baza, que es el primer municipio de España por el diálogo y la convivencia nombrado por el centro Unesco Andalucía. Volvemos a Nadia, que estudia sexto de Primaria en el mismo cole que su madre y violín en el conservatorio profesional de música José Salinas de Baza. María Esperanza dice que su relación con Nadia es «un vínculo infinito de amor, comprensión y complicidad. Es un premio tenerla como hija no solo por todos los logros que ha conseguido, sino también por su humildad y por lo buena persona que es». Nadia, por su parte, responde que «la relación con mi madre es muy buena. Siempre estamos juntas y nos divertimos mucho. Siempre está dispuesta a llevarme a todas las actividades a las que me quiero apuntar y es muy comprensiva conmigo».

«Hija no hay más que una»Alfredo Aguilar
2

«Hija no hay más que una»

María Esperanza dice que «madre no hay más que una, pero especialmente, hija no hay más que una. Sobre todo cuando se comparte tanto. Me aporta felicidad y satisfacciones a raudales. Ni en sueños hubiera imaginado tener una hija como ella». Nadia responde que «mi madre es la mejor del mundo; me transmite paz, tranquilidad y alegría. Me encanta estar con ella y siempre me enseña cosas buenas como que hay que ayudar a los demás (hija)».

«Ante todo, soy maestra»Alfredo Aguilar
3

«Ante todo, soy maestra»

María Esperanza está casada y es madre de tres hijos «por los que sin duda alguna daría mi vida». Reconoce que profesionalmente «ante todo, soy maestra, lo siento como parte de mi vida; me encantan los niños y me encanta mi trabajo». Nadia cuenta que tiene doce años y le gusta aprender cosas nuevas. «Toco el violín, el saxofón y también he estado aprendiendo a tocar el cajón flamenco. Durante años he practicado atletismo y tengo muchos trofeos. También juego al tenis. Recientemente he ganado el campeonato de robótica de Andalucía. Voy a clases de danza urbana y elementos de la danza oriental. En el colegio he recibido un diploma por haber terminado Primaria con sobresaliente en todas las asignaturas. El año pasado fui premiada en tres concursos y este año en otros tres (relacionados con escritura de relatos, manualidades y dibujo).

«Me preparo para el campeonato de España de Robótica»Alfredo Aguilar
4

«Me preparo para el campeonato de España de Robótica»

Respecto a los proyectos, María Esperanza explica que «en este momento estoy preparando un encuentro intercultural en Cortes de Baza y también estoy elaborando el Plan de Igualdad Municipal de Cortes de Baza junto a otra compañera de la Mesa Intercultural». Nadia se está preparando para el campeonato de España de Robótica que tendrá lugar en octubre en Madrid. También está entrenando en las clases de tenis para participar en campeonatos.

«Todos somos iguales»Alfredo Aguilar
5

«Todos somos iguales»

Sobre la lucha por la igualdad, María Esperanza es contundente:«Me indigna tener que luchar por algo que es de pleno derecho. Todas las personas somos iguales y tenemos los mismos derechos y deberes. Me implico mucho en estos temas y me apenan mucho las situaciones de desigualdad». Nadia entiende que «tenemos que defender los derechos de todas las personas porque todos somos iguales y no podemos dejar sin ayuda a las personas que lo necesitan».

«Todos los niños salíamos a la calle»Alfredo Aguilar
6

«Todos los niños salíamos a la calle»

María Esperanza se crió en Domingo Pérez, y recuerda que «los veranos eran maravillosos porque todos los niños salíamos a la calle a jugar mientras nuestras madres estaban sentadas en la puerta de la casa. Recorríamos el pueblo sin miedo y podían darnos las dos de la mañana». Ahora, «mi hija sale por las noches conmigo porque las amigas nos reunimos en la puerta del Ayuntamiento y nos sentamos en unos bancos para hablar mientras los niños juegan. Ahora me da más miedo dejarla sola por todas las cosas que se ven, pero de vez en cuando se va con sus amigos y voy a buscarla a las doce». Respecto a sus viajes favoritos, la madre opta por «un viaje a Canarias que hice con mis padres, hermanos, sobrinos, hijos y marido» mientras que Nadia responde que «ha sido a París y la visita a Disneylandia. También me gustó mucho un viaje a Tenerife que gané con el concurso de tarjetas navideñas de IDEAL». Quedan los parecidos, y la madre comparte que «yo creo que Nadia se parece a mí, y mi marido dice que a él. La verdad es que se parece a los dos. La gente de mi pueblo dice que se parece a mí, y la gente del pueblo de mi marido, dice que a él».