Un portavoz de la familia de los fallecidos en el barranco de Órgiva: «Era un padre aventurero, que quería mucho a sus hijos»

Familiares y allegados de las dos víctimas, esta mañana a las puertas del IML, donde se les estaban practicando las autopsias. /Ideal
Familiares y allegados de las dos víctimas, esta mañana a las puertas del IML, donde se les estaban practicando las autopsias. / Ideal

Numerosos parientes, conocidos y amigos han acudido esta mañana al Instituto de Medicina Legal, donde se ha practicado la autopsia a padre e hijo

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

Un portavoz de la familia del padre y el hijo fallecidos el viernes en Órgiva mientras practicaban barranquismo ha asegurado que ambos iban preparados y equipados para practicar este deporte. «Tenían experiencia», ha señalado, al tiempo que ha definido a su cuñado, de 43 años, como «un hombre joven, aventurero, soñador y que quería mucho a sus hijos».

No era la primera vez que este padre, vecino del Zaidín, y su hijo hacían barranquismo. Lo habían practicado «muchas veces». Nadie esperaba algo así. La trágica noticia fue comunicada a la familia a través de un pariente que iba con ellos y que trató de reanimar sin éxito al menor, que tenía 17 años.

«Había un tercero que iba con ellos y que intenta reanimar al hijo, pero finalmente no puede y hace el trayecto hasta el coche, que era casi de media hora, para intentar pedir ayuda. Ya entonces se puso en conctacto... no sé exactamente con quién, imagino que con Guardia Civil primero y son los que hacen el dispostivo de salvamento», ha explicado.

El portavoz, que se encontraba esta mañana junto a otros familiares y numerosos conocidos y amigos a las puertas del Instituito de Medicina Legal (IML) de Granada, ha expresado el profundo dolor que siente la familia ante esta tragedia y ha pedido que se respete la intimidad de las víctimas.

El menor, según ha indicado, se graduó el pasado jueves, mientras que su padre, herrero, trabajaba en una metalistería de Maracena. «Quería mucho a sus hijos. Estaban siempre juntos y lo hacían todo juntos. Y se tiró a la poza para salvarlo», ha añadido. El cuerpo del padre fue arrastrado por la corriente y se encontró mucho más tarde, a unos 200 metros del lugar del accidente, ocurrido en un paraje conocido como Junta de los Ríos.

Sobre las medidas de seguridad que llevaban padre e hijo, el portavoz de la familia ha dicho desconocer más detalles, pues permanecen a la espera de conocer las conclusiones del atestado elaborado por la Guardia Civil.

Tras la autopsia de los dos fallecidos, el portavoz de la familia ha precisado que los cuerpos serán trasladados al Cementerio de San José de Granada. El padre fallecido tenía otra hija, de 19 años, y casi toda su familia está en Granada, aunque uno de sus hermanos vive en el extranjero y estaba viajando hoy para la capital de la Alhambra.

Además de barranquismo, el adulto fallecido, que se hizo herrero tras entrar de aprendiz en un taller, practicaba también submarinismo. «Era su lugar de escape, su ocio. La verdad es que siempre iban muy preparados y no sabemos lo que ha pasado realmente. Ha sido un shock», ha manifestado para despedirse el portavoz.