Policía Local de Granada requisa casi 42.000 euros a un joven que no supo justificar su origen

Una máquina cuenta billes de 10 euros./R. i.
Una máquina cuenta billes de 10 euros. / R. i.

El dinero estaba en una bolsa de plástico en el interior de un coche que se encontraba en la calle Félix Rodríguez de la Fuente del Zaidín

JOSÉ RAMÓN VILLALBAGranada

La Policía Local de Granada ha incautado 41.700 euros a un joven de 25 años que tenía el dinero guardado en una bolsa de plástico en el interior de su vehículo y que no supo justificar el origen de este montante económico.

Los policías locales sospecharon de un individuo que estaba hablando con el conductor de un turismo en la calle Doctor Félix Rodríguez de la Fuente el pasado 17 de mayo sobre las 20 horas. Este sujeto huyó del lugar cuando vio a los agentes acercarse al turismo. Dejó solo al conductor del vehículo con los dos policías que vieron cómo el joven fugado entró en un portal con sus propias llaves.

Los agentes pidieron la identificación al conductor del turismo y tras registrar el coche encontraron ocultos en un hueco del asiento delantero la bolsa con 39.000 euros, un dinero al que hay que sumar otros 2.700 hallados en la riñonera del propietario del vehículo. Los policías preguntaron al joven sobre la cantidad de dinero guardada en la bolsa de plástico.

El titubeo a la hora de contestar y la cifra aportada hicieron a los agentes sospechar sobre la procedencia del mismo. El conductor dijo que en la bolsa había 32.000 euros; sin embargo, tras contar el montante la cifra final fue de 39.000. La diferencia era de 7.000 euros. Este individuo dijo que el dinero se lo dio su madre para comprar un coche. Los padres del joven se personaron en la calle Félix Rodríguez de la Fuente del Zaidín, donde los policías estaban y acudieron a este lugar para comunicar que el dinero era para comprar un coche, aunque lo cuantificaron en 40.000 euros y no 32.000, como antes había dicho su hijo.

Este baile de cifras impulsó a los agentes a requisar el dinero para dejarlo en un depósito judicial mientras no se aclare el origen del mismo.

Otro caso similar

Hace poco menos de un mes, hubo un accidente en la A-92, a la altura de Huétor Santillán, y en el interior de la furgoneta siniestrada aparecieron 680.000 euros. Uno de los tres ocupantes del vehículo, concretamente el conductor, reclamó la propiedad del dinero, pese a que en un principio lo negó. De momento, no ha podido demostrar la procedencia lícita del dinero y por ello se mantiene retenido en las dependencias del Banco de España con sede en Málaga.

Los casi 42.000 euros requisados por la Policía Local seguirán un proceso muy similar al del dinero encontrado en la furgoneta. El propietario deberá demostrar su procedencia lícita y si se comprueba que los casi 42.000 euros tienen un dudoso origen harán frente a una multa de la Agencia Tributaria para legalizar este dinero y poder disponer del mismo. También cabe la posibilidad de que el Estado se quede con lo intervenido.