La Policía entra en un carmen okupado en el Albaicín