La fiscalía recaba datos del comentario de VOX sobre la reina de las fiestas de Otura

La fiscalía recaba datos del comentario de VOX sobre la reina de las fiestas de Otura

El delegado en delitos de odio ha pedido información a la Guardia Civil para valorar el posible alcance penal de los hechos

Yenalia Huertas
YENALIA HUERTASGranada

El polémico comentario -luego borrado- realizado en una red social desde la cuenta oficial de la formación política VOX en Otura tras la elección de la reina de sus fiestas, de origen marroquí, ha traspasado el ámbito virtual. El fiscal delegado en criminalidad informática y delitos de odio de Granada, Francisco Hernández, valorará el posible alcance penal de la desafortunada apreciación, tildada de «xenófoba» y vertida en Facebook, según han informado a IDEAL fuentes de la Fiscalía Provincial de Granada.

El ministerio público no ha abierto aún diligencias de investigación penal -una investigación para estudiar si los hechos pueden ser delictivos-, sino que sólo ha recabado de momento información sobre lo sucedido a la Guardia Civil.

En concreto, se ha pedido a la unidad de Policía Judicial del Instituto Armado que se lleven a cabo una serie de «diligencias de comprobación» en torno a los hechos, ocurridos el pasado 10 de septiembre tras la elección de la reina de las fiestas en este municipio.

Por lo tanto, de momento sólo se están realizando las comprobaciones oportunas «para valorar la entidad y gravedad del hecho», aclararon las fuentes, a la vez que indicaron que, una vez se tengan los datos recabados, el fiscal delegado de Granada consultará, como es obligado, con el fiscal delegado de sala de Madrid.

La familia de la joven agraviada por la publicación, una menor de origen marroquí, empadronada en el municipio y que lleva en España desde que tenía cinco meses, ha expresado su malestar con lo ocurrido. Logró el título el pasado 2 de agosto, si bien no fue coronada hasta el 6 de septiembre. La joven tiene nacionalidad española y, por ende, los mismos derechos que cualquier nacido aquí.

Por su parte, las fuentes de la formación que lidera Santiago Abascal consultadas por este diario se desmarcaron recientemente del controvertido comentario por «no representar ni la opinión, ni los valores de su partido».

El delito

El delito de odio está recogido en el artículo 510 del Código Penal español y castigado con una pena de prisión de uno a cuatro años y multa de seis a doce meses. Está incluido en el apartado de los ilícitos cometidos «con ocasión del ejercicio de los derechos fundamentales y de las libertades públicas garantizados por la Constitución».

El citado artículo considera autor de este tipo de delito a «quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razones de género, enfermedad o discapacidad».

Asimismo, castiga a «quienes produzcan, elaboren, posean con la finalidad de distribuir, faciliten a terceras personas el acceso, distribuyan, difundan o vendan escritos o cualquier otra clase de material o soportes que por su contenido sean idóneos» para formentar esa hostilidad.