Polémica por una lista para promocionar funcionarios que incluye al cargo que la firma

El documento de la polémica, al que ha tenido acceso IDEAL. /Ideal
El documento de la polémica, al que ha tenido acceso IDEAL. / Ideal

Se trata de una propuesta de técnicos del Ayuntamiento de Granada para ascender en la que se ha autoincluido el coordinador de Empleo

YENALIA HUERTAS y QUICO CHIRINOGranada

Un documento de la Concejalía de Presidencia, Empleo, Emprendimiento, Igualdad y Transparencia del Ayuntamiento de Granada ha causado cierto revuelo en los últimos días en los círculos sindicales de Plaza del Carmen. Se trata de una lista con nombres y apellidos de 24 funcionarios municipales propuestos para promocionar profesionalmente. Lo llamativo del documento es que entre los técnicos que optan a ascender se incluye el nombre de la misma persona que firma la propuesta: el coordinador general de la concejalía.

El coordinador es Manuel Rodríguez Alcázar, que es funcionario municipal y que está considerado el 'número 2' del departamento que dirige la concejala Ana Muñoz. Ayer, en declaraciones a IDEAL, este alto cargo del gobierno local reconoció haber firmado el documento, en el que se propone a sí mismo para promocionar de técnico medio de Juventud A-2 a técnico de Desarrollo Local A-1, si bien deja claro que se trataba sólo de una «propuesta» para elevar «a la mesa de negociación».

Rodríguez Alcázar aclara que en el escrito se recogen las propuestas que le facilitaron los servicios que componen la concejalía que coordina y que cumplen los requisitos para la promoción: «ser personal funcionario de carrera, con dos años de antigüedad y disponer de una titulación superior a la requerida para la plaza que se ocupa». El coordinador especifica que dirigió el escrito al director de Recursos Humanos y que igualmente hizo llegar una copia «a las organizaciones sindicales presentes en la mesa de negociación para su conocimiento». Según afirma, «la única intención es participar en pie de igualdad con el resto del personal municipal en las condiciones que se acuerden». En su caso, es licenciado, lleva 26 años como funcionario y no ha promocionado «nunca».

El escrito está fechado el 6 de marzo y está dirigido efectivamente a la Dirección General de Recursos Humanos. Es exactamente una propuesta para el Plan de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Granada, que se está negociando entre la representación sindical y la delegación de Recursos Humanos del consistorio. Se registró el 7 de marzo y ha provocado distintas reacciones.

El sindicato Csif, por ejemplo, ha remitido un correo electrónico a sus afines de la Plaza del Carmen para aclarar que dicha propuesta no va a ser finalmente tenida en cuenta. «Es totalmente cierto que el documento ha sido remitido, como también lo es que el grupo de trabajo no lo ha valorado y se ha retirado del contexto de negociación por distintos motivos. El presentar una propuesta en base a nombres y apellidos está totalmente fuera de lugar ya que en la negociación los parámetros se han basado en análisis de plazas, números, antigüedades generales, necesidades, funciones del puesto… defendiendo objetividad y no a personas», dice en su correo Csif.

Este sindicato garantiza que ese tipo de propuesta «no tiene ni ha tenido cabida en esta negociación por lo que, sencillamente, no se ha tenido en cuenta y se ha continuado con los trabajos en la línea que se venía haciendo». Del mismo modo, aclara que existen plazas de las recogidas en la propuesta que tendrán la opción de promocionar, «pero eso responderá a los criterios seguidos en una negociación muy avanzada y no en el escrito recibido».

También se ha pronunciado vía correo electrónico el SITAG (Sindicato Independiente de Trabajadores del Ayuntamiento de Granada), que ha adjuntado el propio listado con todos los datos personales borrados, incluida la firma del propio coordinador, para quejarse de la fórmula empleada. «Parece que entramos en una fase en la negociación del plan de recursos humanos donde se pasa directamente al mercadeo de plazas...», advierte esta fuerza sindical, a la vez que censura que se introduzcan directamente en el documento nombre y apellidos, «sin ninguna justificación de tiempo trabajado, funciones, méritos, etc...».

El SITAG se pregunta si estarán haciendo otras personas o áreas municipales lo mismo y si se tendrán en cuenta esas peticiones. «¿Se quedarán fuera de las promociones personas que sus áreas no hagan estas peticiones? Este hecho rompe mucho la confianza en un plan de recursos humanos que debe ser para todos/as, y debe ser realizado atendiendo a criterios lógicos, justos y razonables», concluye el correo.

El cambio de técnico A-2 a técnico A-1 conlleva, según las fuentes consultadas, un aumento salarial. La cuestión es: ¿debió abstenerse de firmar la propuesta el coordinador al tener un interés personal en el asunto?