El de la plaza del Carmen es el único 'macrocotillón' autorizado en Nochevieja

El de la plaza del Carmen es el único 'macrocotillón' autorizado en Nochevieja

Este año, el Ayuntamiento no ha recibido solicitudes de licencia extraordinaria para fiestas en lugares sin autorización habitual

J. MORALESGRANADA

La plaza del Carmen volverá a ser el epicentro de la bienvenida al nuevo año. Esta vez, en solitario: el servicio de Gestión Unificada de Licencias del Ayuntamiento no ha recibido solicitudes de permiso especial para la celebración de fiestas. Es decir, que no habrá 'macrocotillones' especiales en lugares sin licencia habitual para este tipo de actividades, al margen del organizado como cada Nochevieja a las puertas del consistorio. Allí se repartirán 3.500 bolsas de cotillón, habrá otros tantos botes de uvas de la suerte y la banda 'El Beso de Judas' pondrá por segundo año consecutivo banda sonora a la velada.

El Palacio de Congresos -que años atrás había recibido el año con una fiesta en su hall- tuvo que cancelar su último cotillón de Nochevieja, promovido por Central de Entradas Alhamar, a sólo tres días el evento, al no recibir el visto bueno por parte de la concejalía de Urbanismo. Los técnicos del Ayuntamiento consideraron que el espacio no reunía todos los requisitos técnicos de seguridad exigidos legalmente para el desarrollo de esa actividad extraordinaria. Tras el revés del año pasado, el Palacio no ha programado ninguna actividad para este domingo.

Así, el evento de la plaza del Carmen se desmarca como el único gran evento del cambio de año. Policía Nacional, Policía Local, Bomberos y Protección Civil velarán por la seguridad del evento, que obligará a cortar Reyes Católicos desde Puerta Real hasta la esquina con Gran Vía, así como las calles de acceso a la plaza del Carmen. De allí se han retirado los maceteros, según explicaron fuentes de la Policía Local, para facilitar la evacuación en caso de emergencia.

La fiesta comenzará a las 22.30, momento a partir del cual los asistentes al cotillón podrán acudir a la caseta de IDEAL -en la esquina con la calle Lepanto- para recoger las uvas y bolsas de cotillón.

Así lo explicó ayer la concejala de Presidencia, Empleo, Igualdad y Transparencia, Ana Muñoz. «Es una cita imprescindible a la que convocamos a granadinos y granadinas y los que nos visitan estos días para vivir esa noche en la que damos 'portazo' a un año que pasa y esperamos con todas las expectativas e las ilusiones el año nuevo». Amenizará la velada 'El beso de Judas', banda granadina que en su décimo aniversario repite sobre las tablas de la Nochevieja en el 'kilómetro cero' de la capital, con su repertorio de clásicos del pop de los 70 y 80, rock internacional y alguno de los temas que más han sonado en este 2017. Para la ocasión, como relataron Luismi Rodríguez y Nika Recio, miembros del grupo, han reforzado su espectáculo de luces y sonido.

Las campanadas irán acompañadas de la proyección, a cargo de la empresa municipal de Aguas Granada, de un racimo de gotas de agua que marcarán el momento de tomar cada una de las doce uvas de la suerte. Se facilita así el protocolo tradicional de Nochevieja a las personas con discapacidad auditiva. Con los primeros compases del año 2018 llegará el castillo de fuegos artificiales, «para que no quede ningún rincón de la ciudad sin celebrarlo».

Máxima vigilancia

A las dos de la madrugada se apagarán los altavoces en la plaza del Carmen. Muchos de los allí congregados se desplazarán a las discotecas y pubs, que en Nochevieja disponen de dos horas 'extra' de permiso de apertura sobre el horario contemplado en su licencia.

De acuerdo con el concejal de Urbanismo, Medio Ambiente, Salud y Consumo, Miguel Ángel Fernández Madrid, sólo aquellos emplazamientos que carecen de licencia habitual para este tipo de actividades deben solicitar autorización especial para organizar fiestas en Nochevieja. La Policía Local prestará atención a posibles infracciones en este sentido. También en lo que respecta al aforo de los locales.

En el marco del Plan Navidad, la Policía ha desalojado en las últimas semanas tres locales que excedían la capacidad máxima permitida en la licencia. Los agentes locales han detectado que el 'toque de atención' de los últimos días ha servido para que los dueños de los establecimientos presten más atención al control de accesos.

Por otro lado, desde la noche de ayer viernes y hasta el final de este 'puente' -el día 2 de enero es festivo en la capital- la Policía Local dará continuidad a la campaña de controles de alcoholemia.

Más

 

Fotos

Vídeos