Plantean reducir la velocidad en la Circunvalación y Ronda Sur de Granada

El alcalde, Luis Salvador, junto a miembros del equipo de gobierno y de Transportes Rober, ayer. /IDEAL
El alcalde, Luis Salvador, junto a miembros del equipo de gobierno y de Transportes Rober, ayer. / IDEAL

César Díaz anunció la convocatoria del Observatorio de la Movilidad para estudiar soluciones al problema de la calidad del aire

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZGranada

El bipartito planteará la reducción de la velocidad en la Circunvalación y la Ronda Sur. Es lo que afirmó ayer el concejal de Movilidad, César Díaz, quien propuso la medida como una posible solución a los problemas que Granada tiene con la polución.

El edil, que presidió la primera comisión municipal de Movilidad de este mandato, sustentó la iniciativa en los datos recabados por los técnicos de la concejalías, que constataron que más de 225.000 vehículos -150.000 en la Circunvalación y 75.000 en la Ronda Sur- pasan por estas vías a diario.

Los expertos ya advirtieron meses atrás del impacto que el intenso tráfico tenía en la calidad del aire y es ese el motivo por el que el concejal valora implantar un limite de velocidad 90 km/h, en todo el tramo urbano de estas vías que podría ser incluso mayor -de 80 km/h- cuando se superen los umbrales considerados como saludables para la población.

Esta propuesta, que ahora recupera el PP, no es nueva. Ya fue planteada por la anterior responsable de Movilidad, la socialista Raquel Ruz, a la DGT meses atrás y formaba parte de las medidas con las que el equipo de Francisco Cuenca pretendía combatir la contaminación en el entorno de la ciudad y el Área Metropolitana.

Otra de las propuestas consistía en la limitación a 30 km/h en todas las calles de la capital nazarí. Sobre la iniciativa, que se puso en marcha de manera parcial en abril de este año y cuyo desarrollo quedó congelado tras el cambio de gobierno, se pronunció también Díaz. El concejal aclaró que no es partidario de su reactivación en esos términos, aunque no descartó la reducción de la velocidad en otras vías ajenas a la zona 30 siempre y cuando lo recomienden los estudios que el área realiza.

El edil reiteró que la batalla contra la contaminación es una prioridad para el bipartito y enmarcó en ese contexto propuestas como el cierre del anillo, la instalación de más estaciones medidoras o la puesta en marcha de un plan de acción específico para los días en los que la ciudad supere los límites normales de polución.

En ese sentido, avanzó también la próxima convocatoria del Observatorio de Movilidad, una de las propuestas estrella de Ciudadanos en el mandato anterior, con el objeto de reunir a técnicos, expertos y representantes políticos para aportar soluciones contra la contaminación y analizar otros aspectos de la movilidad urbana.

Díaz también presentó ayer dos nuevos autobuses híbridos que pasarán a formar parte de la flota de transporte urbano. Para el edil, estas dos adquisiciones marcan un «antes y un después» en la movilidad del transporte público en la ciudad y suponen la «punta de lanza de esa flota que se va a ir renovando para que la movilidad en Granada sea mucho más sostenible y esté mucho más acorde con lo que necesita una ciudad verde europea».