Ugt

Los Planes de Igualdad para las pymes andaluzas

Los Planes de Igualdad para las pymes andaluzas
Las pequeñas y medianas empresas han demostrado un mayor compromiso con los Planes de Igualdad a la hora de lograr la conciliación laboral y acercar a la mujer a una mejor situación en sus puestos de trabajo
R. I. GRANADA

Los Planes de Igualdad son instrumentos para corregir la discriminación en el centro de trabajo que sufren las mujeres. El plan «objetiviza los procesos de acceso y promoción evitando rasgos sexistas, corrige la brecha salarial, propone medidas de conciliación y corresponsabilidad, introduce medidas preventivas y de tratamiento de los casos de acoso sexual y por razón de sexo, e incluye medidas de acción positiva para corregir las diferencias existentes que se basen en discriminaciones por razón de sexo», según los datos aportados por la Unión General de Trabajadores en Andalucía.

El objetivo de la organización sindical es lograr una correcta implementación de estos planes en la mayor cantidad de pequeñas y medianas empresas posibles. Estas empresas han aumentado las solicitudes de asesoramiento ante la exigencia de las administraciones de incorporar un Plan de Igualdad para acceder a contratación pública y por el carácter humano y familiar en las relaciones laborales en las empresas con menor volumen de trabajadores con respecto a los grandes negocios.

La negociación de un Plan de Igualdad, en palabras del sindicato, «es más sencilla en una empresa más pequeña, al realizar un diagnóstico más fácil por el tamaño de la empresa y el número de personas afectadas». Estos agentes emprendedores permiten negociar mejoras de la plantilla, pese a lo complicado que es conciliar cuando hay pocos trabajadores en la misma.

UGT valora que un Plan de Igualdad es una «herramienta de desarrollo y modernización de las entidades», desde una perspectiva pacífica con implicación de toda la plantilla. Las cualidades de lograr que una pyme alcance un acuerdo de igualdad implica «una racionalización en los horarios, una mayor dedicación, reduce el estrés y las diferencias entre compañeros y compañeras, mejora el clima laboral, aprovecha el talento de las mujeres e incentiva una responsabilidad social e imagen de la empresa hacia el exterior». Los planes se convierten en una forma de adquirir un desarrollo en el seno de los negocios mucho más favorable, sirviendo las pymes como un ejemplo que debería desarrollarse en negocios con mayor volumen de trabajadores.

Datos para entender la situación

Según la organización sindical, el 60% del paro andaluz está conformado por mujeres, llegando a estar en seis puntos y medio por encima de la tasa del paro de los hombres. En materia de contratación, 6 de cada 10 personas paradas y 4 de cada 10 personas contratadas son mujeres. Dentro de las contrataciones a tiempo parcial, el 70% corresponden al género femenino. Los números ayudan a entender las tendencias de contratación según el sector del negocio. Solo una de cada 20 personas que trabajan en la construcción son mujeres. El número aumenta a cuatro de cada veinte en industria y se mantiene parejo en el sector servicios, con un 50% de mujeres y de hombres.

La brecha salarial, otro de los grandes problemas de la mujer trabajadora, se encuentra en torno al 24%, mientras que la brecha de las pensiones entre es aún más alta, con más de un 35% y una diferencia de 360.27 euros mensuales con respecto a los hombres. Aquellas mujeres que quieren ser madres, según datos estatales, son algunas de las más perjudicadas. Un 3% de las mujeres que se encuentran en esta situación son despedidas, el 7% renuncian al empleo y un 35% solicitan la reducción de jornada y salario. Según la UGT, aprovechar el talento femenino aportaría un 18% más de riqueza y desarrollo en Andalucía.

La situación de las empresas

Los sindicatos tienen acceso a los Planes de Igualdad a para regular las relaciones laborales desde la perspectiva de género y tratando de corregir situaciones desfavorables que llevan a la precariedad laboral de la españolas. La menor tasa de actividad implica que las mujeres acaben dedicándose a las tareas del hogar y al cuidado de personas dependientes.

UGT lleva desde 1998 asesorando Planes de Igualdad, siendo la Secretaría de Igualdad y Juventud de Andalucía la encargada de la implantación de los planes en la Comunidad Autónoma. En 2018, se han asesorado desde el seno del sindicato 10 planes que han afectado a las condiciones laborales de casi un cuarto de millón de personas. Desde 2007, más de 200 entidades, públicas y privadas, han participado en la negociación de los planes, con un 27% de negociaciones que llegaron a buen puerto, lo que demuestra el aumento del interés de las empresas en este tipo de planes.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos