IU pide la creación de un fondo de prevención de sequía en Emasagra

Paco Puentedura, en una rueda de prensa anterior/RAMÓN L. PÉREZ
Paco Puentedura, en una rueda de prensa anterior / RAMÓN L. PÉREZ

El edil Francisco Puentedura reclama al Ayuntamiento que no distribuya dividendos de la empresa y destine los beneficios «al interés público»

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZ

El portavoz del grupo municipal de Izquierda Unida, Francisco Puentedura, ha reclamado este miércoles la creación de un fondo de prevención de sequías en Emasagra. El concejal ha explicado que el año hidrológico «no ha comenzado de la mejor manera» y ha pedido al Ayuntamiento de Granada que destine los beneficios de la compañía a acciones «de interés público».

El concejal ha asegurado que la empresa, encargada del abastecimiento, saneamiento y depuración de aguas en Granada y otros trece municipios del Área Metropolitana, tuvo en el último ejercicio más de 4,3 millones de euros de beneficios y ha anunciado que trasladará a la junta de Emasagra que no reparta dividendos. Con ello, ha especificado, se podría destinar a un fondo que impida que los recibos suban en época de sequía y que permita afrontar inversiones en la red en barrios como Norte, Chana, Zaidín o Albaicín.

«Una parte importante del agua usada en Granada no revierte en la red como consecuencia de las filtraciones», ha denunciado, antes de reclamar acciones para asegurar el ciclo completo del agua.

Crítico con la gestión privada

Puentedura ha sido muy crítico con el modelo de gestión de Emasagra y ha pedido al equipo de gobierno que «acote el terreno» a Hidralia, entidad del grupo Suez encargada de la gestión de las aguas. El edil ha recordado que el servicio fue privatizado por Sebastián Pérez en 2007 por 27 millones de euros y ha calificado la operación como «una estafa política y económica» para la ciudad.

El concejal de Izquierda Unida ha asegurado que el contrato garantiza a la compañía «un 13% del beneficio directo», lo que, según sus datos, ha permitido a Hidralia obtener más de 80 millones de euros desde su entrada en Emasagra. «Creemos que el socio privado está más que cubierto como para distribuir dividendos y seguir engordando los beneficios de ella», ha lamentado.

El edil ha reclamado transparencia al equipo de gobierno y ha pedido también la desaparición de la Fundación AguaGranada, «que cuesta más de 400.000 euros a la ciudad, no rinde cuentas y tiene como director a una persona jubilada».