Joaquín Cortés vuelve a su público español con la gira «Mi soledad»

El artista ha lamentado que "aquí parece más importante ver el Mundial de Fútbol, cuando la danza es lo más exportable de España"

EFE | MADRID
Joaquín Cortés vuelve a su público español con la gira «Mi soledad»/
Joaquín Cortés vuelve a su público español con la gira «Mi soledad»

Joaquín Cortés se reencuentra con su público español a partir del 16 de junio con la gira de Mi soledad, un espectáculo con vestuario del modisto francés Jean Paul Gaultier y el sexto en la carrera del artista, quien hoy ha afirmado: "el flamenco es un arte único y lo más exportable de España".

'El gitano universal' presentó hoy esta gira española que arranca en la localidad madrileña de Pozuelo de Alarcón y le llevará por Málaga (4 y 28 de julio), Barcelona (12 de julio), Huelva (14 de julio), Santiago de Compostela (22 de julio), Segovia (4 de agosto), Marbella (18 y 19 de agosto), Valladolid (1 de septiembre), Salamanca (2 de septiembre), León y Sevilla (3 y 23 de septiembre, respectivamente).

Además, en este periodo visitará otros países como Portugal, Italia y Francia, explicó Cortés, quien tiene programadas actuaciones en grandes escenarios, como auditorios y plazas de toros, cuyos aforos rondan entre las cuatro y las siete mil personas, según los organizadores.

Detrás de unas grandes gafas ahumadas, con muy buen humor y bromeando sobre la coincidencia de la fecha de hoy -martes y 13-, el bailaor ha afirmado estar "encantado de volver después de tres años, y más ahora que vivo en Londres".Un pequeño 'aperitivo'

El artista, que ha creado espectáculos como Cibayí o Pasión gitana, ha ofrecido un 'aperitivo' de Mi soledad el pasado mes de marzo en la madrileña Plaza de Vistalegre y ahora se muestra satisfecho de reencontrarse en una prolongada gira con 'su público', que no le ha olvidado a pesar de la larga ausencia.

De hecho, Joaquín Cortés no espera en España otro reconocimiento que no sea el del público, pues si no ha llegado "a estas alturas, con 37 años y con todo lo hecho por el mundo entero... me parece patético".

De su experiencia como bailaor en otros países, el artista ha puntualizado que "el público extranjero no ve el flamenco como algo exótico. Te valoran y te admiran". De hecho, afirma, "el flamenco es un arte único que nace en España, en Andalucía y que se exporta a todo el mundo".

En este sentido, ha lamentado que "aquí parece más importante ver el Mundial de Fútbol, cuando la danza y el flamenco es lo más exportable de España".

Este montaje -de una hora y cuarenta y cinco minutos de duración y que es fruto de la reflexión del artista en un momento de su vida- tiene una primera parte "más contemporánea", donde Cortés cultiva la investigación coreográfica, y una segunda en la que regresa a sus raíces gitanas, con una "explosión de fiesta", según sus propias palabras.