Un juez dicta orden de prisión contra el presidente de Hyundai

La Fiscalía sospecha que desvió fondos para, a través de contactos con influencia en la Administración, lograr la adjudicación de contratos

EPAP | SEUL
Un juez dicta orden de prisión contra el presidente de Hyundai/
Un juez dicta orden de prisión contra el presidente de Hyundai

El Tribunal de Distrito de Seúl ha dictado una orden de arresto contra el presidente del grupo automovilístico surcoreano Hyundai Motor, Chung Mong-Koo, tras el escándalo por el presunto desvío de fondos para conseguir contratos de la Administración.

El juez Lee Jong-Seok indicó que ha dictado la orden de arresto porque las pruebas contra el máximo responsable de Hyundai son contundentes, y añadió que existe el riesgo de que el empresario destruya pruebas si no es detenido.

La decisión del juez se produce a instancias de la Fiscalía del Tribunal Supremo de Corea del Sur, que solicitó ayer una orden de arresto contra Chung Mong-Koo, mientras sigue investigando a su hijo y presidente de la filial Kia Motors, Chung Eui-Sun.

Un portavoz de la Fiscalía, Kang Chan-Woo, indicó que el presidente de Hyundai será trasladado al Centro de Detención de Seúl, donde los investigadores seguirán interrogándole hasta que formulen una acusación.

En virtud de la ley de Corea del Sur, los sospechosos pueden permanecer bajo arresto por un período máximo de 20 días hasta que se formule una acusación contra ellos. Por su parte, un portavoz de Hyundai, Oles Gadacz, explicó que el vicepresidente y consejero delegado de la compañía, Kim Gong-Jin, asumirá plena responsabilidad sobre el control operativo del grupo, una función que compartía de hecho con Chung Mong-Koo.

"Todas las operaciones nacionales e internacionales, las ventas y las actividades de investigación y desarrollo no se ven afectadas por los hechos acaecidos hoy y seguirán llevándose a cabo con normalidad", añadió el citado portavoz.

La Fiscalía sospecha que Hyundai Motor desvió fondos de sus filiales para, a través de contactos con influencia en la Administración, lograr la adjudicación de determinados contratos. Así, los investigadores creen que el presidente desvió unos 85 millones de euros para estos fondos.

Los investigadores han efectuado registros en oficinas de Hyundai Motor y de tres de sus filiales: Kia Motors, Glovis (logística y distribución) y Hyundai Autonet (componentes). Además, han interrogado a directivos de estas empresas.

La pasada semana, los presidentes de Hyundai y Kia anunciaron la donación de 1.100 millones de su patrimonio personal (887 millones de euros) para cubrir el desvío de fondos, al tiempo que pidieron disculpas a la sociedad surcoreana por el escándalo generado.