Povia gana un festival de San Remo marcado por la pérdida de audiencia

El cantante, con el tema 'Vorrei avere il becco' (Quisiera tener el pico), se impuso a Anna Tatangelo

EFE | ROMA

El cantante Povia, con el tema Vorrei avere il becco (Quisiera tener el pico), ha sido el ganador del Festival de la Canción de San Remo, el festival de música ligera más importante de Italia, que este año ha perdido audiencia.

En esta 56 edición, presentada por el famoso cómico Panariello, el índice de audiencia bajó a una media del 36,7%, el más bajo desde que existen los medidores de seguimiento de un programa.

Sólo durante la final, anoche, la audiencia alcanzó el 48,23%, lo que supone que fue vista por nueve millones y medio de italianos, cifra alta, pero muy lejana de aquellos 17 millones que lo veían en años pasados.

Povia, autor de la famosa canción I bambini fanno ooh (Cuando los niños dicen ooh), se impuso a Anna Tatangelo, que defendió la canción Essere una donna (Ser mujer); a Riccaro Maffoni, que cantó Sole negli ochi (Sol en los ojos) y al grupo Nomadi, que presentó Dove si va (Donde se camina).

El ganador fue elegido por los espectadores a través del sistema del "televoto".

Povia se mostró felicísimo y emocionado, dedicando el triunfo a su compañera, Teresa, y a la hija de ambos, Emma, y a sus padres, que llevan casados "más de 40 años", precisó, y a quienes pidió que se besaran y permanecieran unidos cinco minutos.

Algo más que un concurso

San Remo es algo más que un concurso. Desde hace más de medio siglo forma parte de la vida de los italianos, que cuando llegan estas fechas se sientan frente a la tele para ver el Festival, con mayúscula, y durante la semana que dura dedican horas y horas a comentarlo, desmenuzando las canciones, los artistas, los presentadores, el recinto, decorados, etc, etc..

No faltan las críticas, cotilleos o polémicas, todo ello montado en torno a un concurso que también durante estos años ha sido la gallina de oro de la televisión pública RAI, que desbancaba a los canales privados en cuanto audiencia se refiere durante los días de San Remo.

Hubo años en que fueron más de 17 millones los telespectadores que lo siguieron, todo un triunfo que hacía que los días del festival los canales privados no se molestaran en competir con la RAI durante las horas de San Remo.

Desde hace varios años, sin embargo, la caída es cada vez más destacable. Según la cantante Mina se debe a la menor calidad de las canciones y al hecho de que el festival ha perdido su naturaleza de "cita con la tradición secular de un pueblo".

El diario La Stampa coincide en que la calidad media de este año ha sido "escasa", pero subraya que el festival "continúa haciendo kilómetros y ha resistido una vez más. La RAI ya prepara la próxima edición.