María José Rienda: "Cuando no salen las cosas duele siempre, pero en los Juegos duele más"

"Los deportistas nos tenemos que adaptar a todo tipo de situaciones y es lo que hay", dijo Rienda

EFE SESTRIERE

La española María José Rienda, que hoy, viernes, concluyó décima tercera en el gigante de los Juegos de Turín'06, disputado en Sestriere, en el que partía como favorita, declaró tras la prueba que cuando no salen las cosas "duele siempre, pero en Juegos duele más"

Rienda declaró tras la prueba que "la pista estaba perfecta", pero que "el problema fue la visibilidad".

"Lo he intentado hacer lo mejor posible, pero no ha podido ser", indicó Rienda, a la que pudo perjudicar que, debido al mal tiempo, se haya acortado la pista, de la que se suprimió el primer muro.

"Fue una pena que quitaran la primera parte de la pista, que era muy bonita. De hecho se quedó muy corta. La verdad es que cuando aquí hace sol y las condiciones son buenas, la pista es estupenda. Pero hoy no ha sido así", indicó Rienda, que no quiso poner disculpa alguna a su actuación.

"Los deportistas nos tenemos que adaptar a todo tipo de situaciones y es lo que hay", dijo Rienda.

"He dado el máximo, lo que he podido, tanto en la primera como en la segunda manga, en la que he tenido un error en la parte baja, que me ha quitado mucha velocidad. Me he quedado con la sensación de que he hecho las cosas bien y que hoy no ha sido mi día", explicó.

"La primera manga era bastante de velocidad. Pensaba que era algo más técnica, pero, como dije, hay que adaptarse a todo tipo de situaciones", comentó la granadina, que es segunda en la general de gigante de la Copa del Mundo de esquí alpino, en la que deberá afrontar ahora las siguientes pruebas, en Hafjell (Noruega) y Are (Suecia).

"Ahora tenemos que cambiar el 'chip' y a pensar en la siguiente prueba. Nos quedaremos a entrenar por aquí y el día 1 subiremos a Noruega", indicó Rienda, que comentó que los Príncipes la habían dado "mucho ánimo" y que la había dicho que se lo habían pasado bien.

"Me emocioné con Mauro (Pini), con Norma (Tipaldi) y con todo mi equipo, porque sabemos que hay un trabajo detrás enorme. Y que hoy no haya salido el resultado, duele", admitió. "Que no te salga bien una carrera, duele, pero en unos Juegos, más. Tienen más repercusión".

"Siempre dije que las quince primeras estábamos a un gran nivel y que este deporte es un deporte difícil, en el que influyen muchos factores externos. Lo hemos intentado. Hemos hecho todo lo posible, pero ha salido así", apuntó Rienda, que valoró la victoria de la estadounidense Julia Mancuso." Es una chica que tiene mucha experiencia, con una mentalidad diferente y la verdad es que a la tía le ha salido muy bien", indicó Rienda.

"(La sueca Anna) Ottosson me ha sorprendido también, pero el esquí es así, tiene muchos factores que pueden hacer cambiar las cosas con facilidad", añadió la granadina que, al ser preguntada si había sentido angustia la semana previa a los Juegos, indicó que sí la pasó cuando regresó a España tras su triunfo doble de Ofterschwang (Alemania), donde superó la plusmarca de victorias de Blanca Fernández-Ochoa.

"Ahí tuve que atender a todos los medios y tardé un tiempo en recuperarme, os lo puede corroborar Mauro (Pini), su técnico. Pero, aparte de eso, hemos intentado recuperarnos lo mejor posible", declaró Rienda, que comentó que no tiene tiempo para asimilar lo sucedido.

"Tengo la Copa del Mundo ya aquí. Ya se está digiriendo todo y nada, a seguir mirando para adelante, con miras a más pruebas", afirmó.

Cuando abrió la ventana esta mañana y vio que nevaba, Rienda no pensó "nada". "Me he puesto mi chándal y me he ido a correr. He hecho la rutina de siempre", apuntó Rienda, a quien se le indicó que había completado dos de las peores mangas de los últimos años.

"He tenido un fallo en la segunda y en la primera también tuve algún problema en la segunda. Y nada, lo hemos intentado. No quiere decir nada. Esto es el esquí. Os lo presento. Así es este deporte. No hay más", dijo Rienda.

Acerca de si piensa seguir hasta Vancouver (Canadá), donde dentro de cuatro años se disputarán los siguientes Juegos de Invierno, la granadina afirmó que le "gustaría seguir hasta donde se pueda". "Pero la vida del deportista no es fácil", precisó.

Rienda ve más factible intentarlo en los Mundiales de Are (Suecia), el año que viene. "Es una gran cita y me encantará estar ahí bien", explicó la andaluza, que no sabe si le vendrá mejor la prueba de Hafjell o la de Are.

"Me tendré que adaptar bien a las dos para dar el máximo. Luego ya veremos. Intentaremos preparar las pruebas de la mejor manera posible para intentar hacerlo lo mejor posible", indicó Rienda, que admitió que para compensar "no estaría mal ganar la Copa del Mundo" de gigante.