EEUU decide traspasar a Irak el mando de la seguridad en la provincia suní de Mosul

"Este paso allana el camino para la retirada de las tropas extranjeras del interior de las ciudades iraquíes", según el Gobierno iraquí

EFE | MOSUL

El ejército estadounidense ha traspasado la responsabilidad de la seguridad a las tropas iraquíes en el sector oriental de Mosul, a 400 kilómetros al norte de Bagdad, y de mayoría suní, según informaba hoy, jueves, el gobierno iraquí. "Este paso allana el camino para la retirada de las tropas extranjeras del interior de las ciudades iraquíes", explica un comunicado del gobierno de Ibrahim Al Yafari.

El hecho se considera el primer paso principal hacia el traspaso de las operaciones de seguridad al nuevo ejército iraquí después del derrocamiento del presidente iraquí, Sadam Husein. En una celebración organizada ayer en Mosul, la segunda división del ejército iraquí asumía la responsabilidad de las tareas de seguridad en el sector este de la ciudad, la tercera más grande de Irak después de Bagdad y Basora. A la ceremonia asistieron altos cargos iraquíes y representantes de la embajada estadounidense en Bagdad.

El río Tigris divide Mosul en dos sectores, uno oriental y otro occidental, donde se registran frecuentes ataques de la insurgencia contra las fuerzas estadounidenses e iraquíes. "Asumir la responsabilidad de la seguridad en Mosul es también una indicación de la disposición de las tropas iraquíes a encargarse de misiones similares en otras ciudades", añadía el documento.

Más de 150.000 soldados estadounidenses se encuentran en Irak, en su mayoría desplegados en el norte y el oeste del país, considerados feudos de la insurgencia, liderada por los suníes. Además, hay desplegados más de 20.000 uniformados de distintas nacionalidades, entre ellos 8.000 del Reino Unido.

Muere un policía iraquí al oeste de Bagdad

En cuanto a los actos de violencia que ensangrenta el país, un policía iraquí ha muerto y otros cuatro han resultado heridos por un ataque contra su patrulla en el oeste de Bagdad, según fuentes del ministerio de Interior, que afirman que el suceso ocurrió al ser tiroteado el convoy de los agentes mientras transitaba por el barrio de Al Adl.