La Justicia argentina entrega a La Haya al criminal de guerra serbio Milan Lukic

El Tribunal Internacional le juzgará por el asesinato de 147 bosnios, entre ellos mujeres y niños, durante la guerra en la antigua Yugoslavia

EFE | BUENOS AIRES

La Justicia argentina concedía hoy la extradición del presunto criminal de guerra serbio Milan Lukic para que sea sometido a juicio por el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia (TPIY), según fuentes judiciales. El juez federal Jorge Urso ha dispuesto que Lukic, de 38 años, sea "trasladado y entregado" a La Haya, donde será juzgado por el asesinato de 147 musulmanes bosnios, entre ellos mujeres y niños, durante la guerra en la antigua Yugoslavia.

El TPIY había reclamado la extradición del presunto criminal en septiembre pasado. "El Estado argentino, como miembro fundador de Naciones Unidas, se encuentra obligado a ejecutar los pedidos formulados por el TPIY y que éstos prevalecen sobre cualquier otra encomienda, dado que su incumplimiento generaría la responsabilidad internacional de la República", señalaba Urso en su fallo.

El magistrado argentino disponía el traslado de Lukic al TPIY para que sea juzgado por ese tribunal especial "con la prohibición de que el nombrado sea reenviado a otro lugar que no sea el autorizado". La extradición del serbio también había sido solicitada por la Justicia de Serbia y Montenegro, que le instruyó un juicio en ausencia en el que fue condenado a 20 años de prisión por el secuestro y homicidio de 16 bosnios musulmanes en octubre de 1992.

El presunto criminal de guerra fue detenido el 8 de agosto pasado en Buenos Aires, debido a una orden internacional de captura, y Urso le procesó por la falsificación del documento de identidad que usó para entrar en este país. En sus comparecencias ante el juez argentino, Lukic negó los cargos en su contra por delitos de lesa humanidad y pidió que no se le extraditara a Belgrado porque su vida corría peligro. Pero se declaró dispuesto a comparecer ante el TPIY, que, según los defensores oficiales de Lukic, "es el único competente" para juzgarlo.