El ex gobernador estadounidense en Irak critica la conducta de las tropas españolas

Paul Bremer dice que los soldados españoles estaban, durante la invasión, "sentados encima de los tanques...sin hacer nada"

EFE |WASHINGTON
El ex gobernador estadounidense en Irak critica la conducta de las tropas españolas

El ex gobernador estadounidense en Irak, Paul Bremer, critica la conducta de las tropas españolas durante la invasión a ese país en su libro "Mi año en Irak", que se acaba de publicar en Estados Unidos.

Bremer encabezó la Autoridad Provisional de la coalición invasora de Irak desde mayo de 2003 hasta julio de 2004 cuando la responsabilidad se transfirió a un gobierno interino iraquí.

En el libro, que es un pormenorizado y extenso (400 páginas) relato de su difícil estancia en Irak, Bremer se refiere en varias ocasiones a la presencia militar española en ese país.

El libro destaca cómo la prueba para las tropas españolas se presentó durante una rebelión de fuerzas leales al clérigo chií Muqtada al-Sadr en la ciudad meridional de Nayab. Según Bremer, las tropas españolas rehusaron ayudar a las fuerzas estadounidenses que eran blanco del fuego de las milicias de Al-Sadr.

"Están sentados encima de los tanques...sin hacer nada", dice Bremer en referencia a las tropas españolas y añade que "es indignante. A esto lo llamo yo 'La Coalición de los no dispuestos en absoluto".

En otra parte de su relato, Bremer se refiere a un plan para impedir que Muqtada huyera de la ciudad de Sadr y recuerda cómo le pidió al general estadounidense Richard Sánchez que actuara con rapidez. Sin embargo, afirma que el general le explicó que la Primera Fuerza Expedicionaria de "marines" había regresado a casa y había sido reemplazada por tropas extranjeras.

"El comandante español de Nayab rehusa cooperar. Dice que ir a la ciudad en ese tipo de misión viola sus reglas para entrar en combate", recuerda textualmente Bremer.

El ex gobernador indica también cómo el general de brigada Fulgencio Coll, el comandante español en Nayab, había estado tratando de negociar con grupos leales a Muqtada después de que hubieran pedido la liberación de Mustafá al-Yacubi, uno de los principales lugartenientes de Muqtada.

"Esa mañana los españoles difundieron un comunicado idiota sobre el arresto de Yacoubi en el que se decía que las fuerzas españolas no dirigieron esta operación que había sido llevada a cabo por 'la coalición de Bagdad' debido a la participación de Yacoubi en la muerte de un soldado estadounidense", destaca Bremer. "El comunicado español debió haber sido desautorizado de principio a fin", agrega.

En este contexto, el ex gobernador explica cómo las fuerzas especiales salvadoreñas estaban luchando en Nayab y las españolas "se negaban a combatir".

Dura reclamación

Bremer relata también que habló con el embajador español y le hizo una dura reclamación. El diplomático le respondió que no estaba informado y que se pondría en contacto con Madrid.

A continuación recuerda que le llamó desde Madrid la entonces ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, para decir que "no sabía nada" sobre los problemas en Nayab y que había hablado con el presidente del Gobierno (José María Aznar) quien no creyó el informe sobre la conducta de las tropas españolas. Pero Bremer asegura que sus informantes le habían dicho que los españoles todavía "estaban sentados sin mover el trasero".

El libro, escrito con el autor profesional Malcom McConnell, constituye un documento importante sobre el primer año de la presencia estadounidense en Irak tras el comienzo de la guerra en marzo de 2003.

Las tropas españolas fueron retiradas de Irak en abril de 2004 por orden del presidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero, quien ganó las elecciones el 14 de marzo de ese mismo año.