Una pelea entre niñas de diez años 'obliga' a mediar a la Guardia Civil

Una pelea entre niñas de diez años 'obliga' a mediar a la Guardia Civil
FREEPIC

La disputa entre las chiquillas 'se contagió' a las madres y los agentes del instituto armado tuvieron que poner paz

C. MORÁNGRANADA

Fue un problema menor. Muy menor, para ser exactos. No en vano, el origen del conflicto fue una pelea entre dos niñas de unos diez años de la pequeña localidad de Darro, situada a algo más de cuarenta kilómetros de la capital granadina y que tiene 1.500 vecinos. Fue una minucia, cierto, pero existió el riesgo de que la cosa pasara a mayores. Un peligro que quedó conjurado gracias a la intervención de la Guardia Civil. No fue una actuación espectacular, de esas que piden grandes titulares y atraen cámaras y micrófonos. Fue una operación más... entrañable, por decirlo de alguna forma. Los agentes del instituto armado pusieron paz tras una riña infantil, que, bien mirado, tampoco es algo que pase todos los días. O igual sí...

Ocurrió a principios de esta misma semana que ya toca a su fin. Dos chiquillas de unos diez años se liaron a tortas en el exterior de la escuela de Darro, según informaron fuentes vecinales a IDEAL.

El caso es que la disputa entre las pequeñas terminó por 'contagiarse' a sus respectivas madres, que no llegaron a agredirse, pero sí se lanzaron voces y algún que otro improperio.

Ante el temor de que la crisis siguiera extendiéndose e inflamase a las familias y amigos de las niñas, alguien alertó a la Guardia Civil para que hiciera de cortafuegos.

Poco después, patrulleros del instituto armado conversaron con las mamás alteradas y les ofrecieron la posibilidad de formular denuncias si lo consideraban necesario, que es como se solucionan los problemas civilizadamente. De paso, aprovecharon para incidir en la necesidad de que los adultos den ejemplo a los menores y reivindicar la importancia de la educación. La 'mediación' resultó efectiva y lo que tal vez podría haberse convertido en una hoguera, se quedó solo en humareda.

No obstante, la Guardia Civil vigiló los alrededores de la escuela de Darro durante un par de días por si las moscas.

Fotos

Vídeos