Un padre y sus dos hijos apalean y secuestran a los guardianes de su marihuana en Granada porque la droga había desaparecido

Plantación de marihuana en Granada. /ARCHIVO
Plantación de marihuana en Granada. / ARCHIVO

la Guardia Civil desplegó un dispositivo con las patrullas que esa tarde estaban operativas en la zona norte del Área Metropolitana e incerceptó el vehículo en el que iban los dos hijos y la víctimma a la que detenían ilegalmente

IDEAL

La Guardia Civil ha detenido en un pueblo de la zona norte del Área Metropolitana de Granada a un hombre y a sus dos hijos como presuntos autores de un delito de detención ilegal, otro de lesiones, otro contra la salud pública, otro de robo con violencia y otro contra el derecho de los trabajadores, después de que agredieran y robaran a dos ciudadanos de nacionalidad colombiana a los que acusaban de haberles robado la marihuana cuando supuestamente los habían contratado para vigilar la droga.

En esta misma operación ha sido investigada una mujer, hija y hermana de los detenidos, por los mismos delitos.

Los hechos ocurrieron el pasado día 30 de julio. Cuatro personas irrumpieron muy agresivas en la vivienda de las víctimas sobre las 15:30 horas para, supuestamente, cobrarse una deuda por una plantación de marihuana que había desaparecido. Las víctimas eran las personas que estaban encargadas de custodiar la droga y a las que, por tanto, consideraban responsables de haberla robado.

Comenzaron a agredirlas y les sustrajeron un bolso que contenía la documentación de una de ellas y 400 euros. Ambas consiguieron, en un primer momento, escapar de sus agresores y corrieron por las calles del pueblo. Uno de los perseguidos consiguió esconderse y fue quien, finalmente, llamó a la Guardia Civil pidiendo ayuda. Pero al otro sí que consiguieron darle alcance y le obligaron a meterse dentro del maletero, donde casi sufre un golpe de calor, y lo trasladaron hasta un pueblo vecino.

La víctima fue evacuada inmediatamente a un hospital granadino y allí estuvo ingresada durante 24 horas

La Guardia Civil, que ya había sido alertada por una de las víctimas y por algunos testigos del hecho, desplegó un dispositivo con las patrullas que esa tarde estaban operativas en la zona norte del Área Metropolitana, y una de esas patrullas consiguió interceptar el vehículo en el que viajaban entonces los dos hijos y el ciudadano colombiano al que presuntamente detenían ilegalmente.

La víctima fue evacuada inmediatamente a un hospital granadino y allí estuvo ingresada durante 24 horas. Los dos hermanos fueron detenidos en ese momento y se hizo cargo de ellos y de la investigación posterior el Equipo Territorial de Policía Judicial de la Guardia Civil de Maracena. La detención del padre y la investigación de la hija de este se produjeron al día siguiente.

Durante la investigación la Guardia Civil ha averiguado además que los detenidos conocían a los dos ciudadanos colombianos desde la pasada campaña de la aceituna, cuando los contrataron de temporeros a sabiendas de que se encontraban de manera ilegal en España, por lo que los detenidos también han sido investigados por un delito contra los derechos de los trabajadores.