Oscura transparencia

Oscura transparencia

Sólo ocho de los grandes ayuntamientos de la provincia mantienen al día la mayor parte de su información tres años después de la publicación de los portales de datos

J. M.GRANADA

El término empezó a bullir en asambleas, debates políticos, mítines o ruedas de prensa al principio de la década. Al calor de los casos de corrupción, la llegada de nuevos partidos y la crisis económica, la transparencia adquirió protagonismo -en determinados momentos, el papel principal- en la discusión política a todos sus niveles: del Gobierno central al ayuntamiento más pequeño. La ciudadanía reclamó cuentas claras y -leyes y ordenanzas de por medio- las instituciones públicas se pusieron manos a la obra: nacieron los portales de transparencia. A finales de 2015, ciudades como Granada estrenaron su nuevo canal de comunicación con la ciudadanía. Son muchos los consistorios que se subieron a la 'ola' de la transparencia, pero tres años después y al filo de unas elecciones municipales, ya no publican de forma «periódica y actualizada» -como obliga la ley- parte de los datos que sí ofrecieron durante los primeros meses. En Granada, sólo ocho de los grandes Ayuntamientos -con más de 10.000 vecinos- o cabeceras de comarca mantienen actualizado el grueso de la información que empezaron a ofrecer hace tres años.

Es el resultado del análisis de las webs municipales y los portales de transparencia gestionados por 39 ayuntamientos de la provincia y el de la Diputación. IDEAL los ha estudiado con el objetivo de rastrear las últimas publicaciones y comprobar la facilidad de acceso a los datos. La conclusión -por supuesto, con excepciones- es que las rutas digitales de la transparencia son laberínticas y en muchos casos llevan a documentos obsoletos.

La ley obliga, entre otras cuestiones, a publicar las estructuras organizativas, ofertas de empleo, procesos de contratación pública, agendas institucionales, retribuciones de los altos cargos y sus declaraciones de bienes, ordenanzas, información económica, plenos... La 'caducidad' queda de manifiesto nada más buscar la composición del equipo de gobierno en municipios en los que el alcalde ha cambiado durante el mandato. Es el caso de Caniles, donde en la web del Ayuntamiento aún aparece como alcaldesa Práxedes Moreno (PP), pese a que hubo cambio en la alcaldía en junio de 2017 y la titular ahora es Isabel Mesa (PSOE). Hay que navegar hasta la sede electrónica, y de ahí al portal de transparencia, para localizar información actualizada -como los plenos-, pero sin datos 'a primer click' como declaraciones de bienes o gastos en dietas.

En el caso de Purullena ocurre al revés: la información es actual en la web del Ayuntamiento pero no en el portal de transparencia. El alcalde, José Luis García Rufino (PA), falleció por una enfermedad crónica y aún aparece como primer edil en el portal de transparencia. No hay acceso a los plenos y la información es escasa. En la web de Los Guájares, que también cambio de alcalde en 2017, la corporación está actualizada. Sin embargo, el portal de transparencia muestra el «no existe información».

En cuanto a Quéntar, la vara de mando cambió de manos en 2016. En su portal de transparencia el único documento organizativo aún refleja el nombre del antiguo alcalde Daniel Peña (PP). Sí están actualizados los plenos -hasta junio en el momento de la consulta-. Con respecto a Jun, la nueva alcaldesa figura en la web, donde hay una agenda institucional que se dejó de actualizar en verano. Allí también están los plenos, pero sólo hasta octubre. En uno de sus dos portales de transparencia -el alojado en Diputación, porque hay otro completamente vacío- aparece la declaración de bienes de José Antonio Rodríguez Salas, exalcalde y, desde septiembre, asesor de Pedro Sánchez. La información sobre presupuestos se limita a 2015, como los informes sobre el retraso en el pago a proveedores.

En el otro lado de la moneda está Armilla. Es el segundo de los municipios granadinos en la clasificación Dyntra, una plataforma colaborativa que se suele utilizar como referente para medir la transparencia en función de si la web recoge los datos obligatorios o no. Armilla muestra el cambio en la alcaldía, con Dolores Cañavate (PSOE) al frente. Las actas de los plenos están bien organizadas, con grabaciones hasta noviembre de 2018. Hay actas de las juntas de gobierno, ofertas de empleo, presupuestos detallados, ordenanzas...

Datos con demora

Centrando el análisis en las 22 localidades con más de 10.000 habitantes, sólo es posible acotar seis cuya información se podría considerar actualizada en lo relativo a corporación, plenos en acta o en vídeo (con un par de meses de margen), declaración de bienes de los corporativos (al inicio de la legislatura), ordenanzas, contratos o presupuestos. Es el caso de Armilla, Maracena, Las Gabias, Santa Fe, Churriana de la Vega y Huétor Vega. Todo ello, al margen de problemas de acceso en algunas de ellas: dificultad para llegar al dato, informaciones distribuidas entre varias páginas web, escondidas tras enlaces en la sede electrónica, etc. Por ejemplo, la web de Churriana de la Vega no está disponible, pero sí es posible acceder -desde un buscador- a su portal de la transparencia.

Más