La oposición se levanta del pleno de movilidad y exige al PSOE votar las líneas de autobuses de Granada

Antonio Sánchez

El grupo socialista ha celebrado la sesión junto al edil de 'Vamos, Granada', Luis de Haro, que ha permanecido en el pleno y ha permitido alcanzar los nueve concejales necesarios para que se continúe

ANTONIO SÁNCHEZ Y E. PRESSGRANADA

La oposición municipal se ha levantado este viernes del pleno extraordinario de movilidad convocado tras aceptarse en el pleno de marzo una moción de Cs y todos los grupos políticos han exigido a los socialistas votar las nuevas líneas de autobuses. El argumento que los concejales de PP, Cs, 'Vamos, Granada', IU y la concejala no adscrita Pilar Rivas han dado es que a la sesión plenaria se acudía sin un expediente formal que vinculara al equipo de gobierno y por tanto han entendido que no se da cumplimiento a la moción de Cs al no votar en pleno las nuevas líneas de autobuses.

El pleno se ha celebrado al mantenerse el concejal de 'Vamos, Granada', Luis de Haro, que ha permitido a los ocho concejales del PSOE sumar el mínimo necesario para que exista quórum en la sesión extraordinaria -nueve concejales-.

Reacciones

La portavoz del grupo municipal del PP, Rocío Díaz, ha señalado que el pleno se ha convocado «de forma errónea» desde el momento en que se recibió el orden del día sin un «expediente serio y formal», lo cual se puso en conocimiento de la Secretaría General.

Ello ha supuesto un «desprecio a todos los granadinos« en un »tema importante y necesario como es la movilidad«, ha señalado Díaz, que ha indicado que el pleno no se estaba celebrando con »garantías«.

Para el portavoz del grupo municipal de Ciudadanos, Manuel Olivares, se ha estado «tergiversando la verdad« pues se pidió que se llevara a pleno un asunto en el que se estaba »usurpando« las funciones del mismo, según el Reglamento Orgánico Municipal (ROM). Era necesario »dar cuenta« del »nuevo plan de movilidad« al no haber informes técnicos entregados previamente a la oposición, ha añadido.

Según la concejal de Vamos Granada Marta Gutiérrez, lo que «se pidió no fue debatir, fue decidir», por lo que ha señalado que no estaba de acuerdo en «sea válido este pleno».

El concejal de Izquierda Unida, Francisco Puentedura, ha afirmado que la convocatoria no ha reunido las «condiciones establecidas» en el ROM, y lo ha considerado «nulo en función del acuerdo planteado en el último pleno municipal«.

En la misma línea, la edil no adscrita Pilar Rivas ha indicado que se levantaría al no haber «expediente, ni informe técnico, ni memoria de gestión«.

En respuesta a ello, el alcalde ha dado la palabra a la edil de Movilidad de Granada, Raquel Ruz, quien, después de mostrar su «tristeza» por la actitud de la oposición, y lo que ha considerado «manipulación política» del pleno, ha explicado los cambios que se van a producir en el mapa de autobuses de la ciudad.

Antes de levantar el pleno, poco menos de una hora después de dar comienzo, el alcalde, Francisco Cuenca, ha pedido a Ruz que traslade la «planimetría y propuestas», y con la celebración de una reunión del Observatorio de Movilidad, ha pedido que llegue «la cordura al resto de grupos de la oposición», en la línea de «hacer propuestas para mejorar la calidad de vida, el transporte público y el ahorro».