La ONCE reparte 22 millones en premios en un año y crea 76 puestos de trabajo en Granada

La ONCE reparte 22 millones en premios en un año y crea 76 puestos de trabajo en Granada

El grupo social creó más de setenta puestos de trabajo y generó 42 millones de euros en ventas en toda la provincia

PILAR GARCÍA-TREVIJANOGRANADA

La Organización Nacional de Ciegos Españoles (ONCE) es uno de los grupos sociales que más devuelven a la sociedad granadina. En el último año, creó 76 nuevos puestos de trabajo en la provincia, alcanzando una cifra total de 859 trabajadores, de los cuales el 88% de ellos tiene discapacidad y el 44% son mujeres. Además durante 2017, la inversión del grupo ascendió a 18,58 millones de euros de un total de 250,20 millones de euros que destinó en Andalucía. De cada euro destinado por un boleto el 52% se destina a los premios, el 35,9% a cubrir los salarios de la plantilla que integra la organización y el 10,7% restante se dirige a incrementar el bienestar de las personas ciegas o con discapacidad.

De acuerdo con el Informe de Valor Compartido del último ejercicio presentado este miércoles por el delegado territorial de la ONCE en Andalucía, Ceuta y Melilla, Cristóbal Martínez, Rosario López Mármol, secretaria general de UP, y el director de la Organización en Granada Alberto Morillas, este modelo de prestaciones sociales «único en el mundo» consiguió superar la crisis en términos de pérdidas económicas y sociales y afianzar en 2017 su posición para, en palabras de Alberto Morillas, «continuar dando servicio a las personas con discapacidad y ciegas totales desde una rentabilidad tanto social como económica». Morillas quiso poner en valor el papel del vendedor como «pilar fundamental que con su esfuerzo diario mantienen esta casa y permiten que los servicios lleguen a los ciudadanos». La ONCE remarcó su posición como «el cuarto mayor empleador estatal», el grupo genera 70.625 empleos totales, el 58% están ocupados por personas con discapacidad (40.655) y el 43,5%, por mujeres (30.706). «Esto supone que, de cada 277 personas que trabajan en España, una lo hace para el Grupo Social ONCE», afirmó Cristóbal Martínez.

Martínez pidió a los empresarios y a las administraciones que «pierdan el miedo» y confíen en el personal que integra la ONCE y en las personas con discapacidad porque «la inversión social en igualdad es siempre un beneficio para el conjunto y un elemento de competitividad y responsabilidad que marca la diferencia y aporta valor, riqueza y progreso». Martínez animó a los empresarios a que conozcan de primera mano los instrumentos que tienen a su disposición para favorecer la inclusión de las personas con discapacidad en el mercado laboral. «Un puesto de trabajo, un salario digno y un empleo estable son siempre la mayor garantía de integración en la sociedad para cualquier persona, pero especialmente para aquellos con discapacidad, por eso nos permite decir que la inclusión social es económica y rentable», agregó el presidente. Martínez avaló estas afirmaciones con el ascenso en un 3,81% del volumen de ventas en el pasado ejercicio. Tan sólo en Andalucía la ONCE sumó 574,80 millones de euros en ventas (42 millones en la provincia) y repartió 302,2 millones de euros en premios, de los cuales 22,46 millones se quedaron en Granada.

En la actualidad la provincia cuenta con 1.749 personas ciegas y con discapacidad visual grave, 80 de estas personas se afiliaron a la organización durante 2017. De este conjunto, 62 afiliados son sordociegos y 20 disfrutan de un perro guía. El objetivo principal de la ONCE, tal y como apuntó Martínez, es «generar más empleo y formación para que haya más inclusión», por esta razón el grupo prestó 760 servicios personalizados, realizó 1.178 solicitudes de adaptación bibliográfica, enseñó a 124 personas a aprender en braille y contó con 1.272 actividades formativas en las que participan sus 59 voluntarios. Los cooperantes apoyan las necesidades de los afiliados y prestan su ayuda especialmente en el ámbito educativo. Un total de 184 alumnos en todos los ámbitos educativos recibieron la atención de la ONCE, en colaboración con la Junta de Andalucía. «Tenemos mucha tarea por delante y fuerza para mejorar la vida de las personas en riesgo de exclusión social. No son solo datos, son ilusiones con nombre y apellido», concluyó Martínez.

Nuevo Casino

Cuestionado sobre cómo les afectará la apertura del nuevo casino, el responsable territorial ha asegurado que el grupo social compite en un mercado regulado en el que su principal competidor son los juegos ilegales y online porque no generan empleo ni beneficios a la sociedad, además «no tiene suficientes controles y no fomenta el juego responsable». Martínez ha apuntado que el crecimiento del número de jugadores en el último año tiene que ver con la capacidad de competir en el mercado en el que la ONCE representa el 5% del juego legal.

Fotos

Vídeos