Este contenido es exclusivo para suscriptores

Disfruta 12 semanas por 1€ de acceso ilimitado y ventajas exclusivas si te suscribes antes del 5 de marzo

logo-correo-on2.svg
Acceso ilimitadoNuevas secciones y más contenidos exclusivosLectura más amable y sin interrupcionesNueva app exclusiva sin publicidadNewsletters personalizadasEl Club: Ventajas, sorteos y actividades.

Okupas, trompos y botellones: ocio sin ley en la antigua Rober

Casi un año después del incendio, las puertas de la parcela abandonada en avenida de Dílar, junto a un colegio, siguen abiertas y la urbanización de la zona 'atascada'

Javier Morales
JAVIER MORALES

Es 4 de noviembre y la noche está al caer. Desde los edificios que rodean a la parcela abandonada donde hasta 2015 'dormían' los buses de la Rober, los vecinos ven luces, escuchan chirridos:un coche entra a la explanada y acelera a fondo antes de tirar del freno de mano para intentar hacer un trompo. En este perímetro abandonado hace casi cuatro años se suceden los inquilinos 'okupas', los grafitis, las noches de botellón y algún 'paseo' en coche. Es un rincón de ocio al margen de la ley en la avenida de Dílar. Para empezar, porque no hay ninguna barrera que impida acceder a él. Casi un año después del incendio que calcinó parte de una de las naves, entrar a esta zona en ruinas es tan fácil como torcer una esquina.

 

Fotos