Ogíjares, el día después de las inundaciones