Inertes Guhilar

El nuevo plan de viviendas de Beiro, un ejemplo de economía circular

El nuevo plan de viviendas de Beiro, un ejemplo de economía circular
La empresa de gestión de residuos, Inertes Guhilar, aporta varias toneladas de material reciclado de la construcción para la elaboración de esta obra
IDEAL

Desde que la UNESCO declarara el 17 de mayo como el Día Mundial del Reciclaje, todos los habitantes de nuestro planeta contamos con una fecha en el calendario para reflexionar sobre la importancia del reciclaje y la reutilización con el objetivo de mejorar el medio ambiente. Desde cualquier particular hasta las grandes empresas debemos colaborar para cambiar nuestro modelo de producción y gestión de recursos, evitando que la Tierra llegue a una situación insostenible.

Desde que se anunciase el desarrollo de una nueva urbanización en el distrito granadino de Beiro, como parte del Plan Parcial N-3 'Albayda', los granadinos han encontrado en esta nueva obra de grandes dimensiones un importante ejemplo del crecimiento y desarrollo de la ciudad, ampliando sus servicios y mejorando su oferta de vivienda. Jarquil, la empresa constructora que desarrollará el proyecto, anunció que esta nueva construcción contemplará 930 viviendas plurifamiliares en un espacio total de 53.000 metros cuadrados, amplias zonas verdes y equipamiento social, docente y deportivo.

Una cuestión importante a la hora de acometer cualquier obra es el origen de los materiales que formarán parte de la construcción. En esta ocasión, Jarquil contará con la inestimable ayuda de la empresa de gestión de residuos de la construcción, Inertes Guhilar, que aportará más de 23.000 toneladas de zahorra reciclada de hormigón, dando una segunda vida a materias primas rehabilitadas procedentes de antiguas obras o reformas.

Economía circular

Esta clara apuesta para el aprovechamiento de recursos, a través de las tres R: reducir, reusar y reciclar; es un magnífico ejemplo de economía circular. Tanto Jarquil, empresa constructora, como Inertes Guhilar, empresa que realiza el tratamiento y transformación de los residuos, trabajarán mano a mano para construir nuevas viviendas con un mínimo impacto en nuestro entorno.

Inertes Guhilar logra reducir la huella ambiental y permite ahorrar energía gracias a la regeneración de nuevos productos. Las miles de toneladas de material reciclado han pasado por un correcto tratamiento que cuenta con el marcado CE de la Comunidad Europea, y cumple con los requisitos legales y técnicos de estos productos industriales, así como las ISO 14000 y 9000, cumpliendo con los estándares internacionales de gestión ambiental y gestión de la calidad.

El compromiso por la economía circular y el medio ambiente en estas instalaciones se complementa con la creación de un gran número de puestos de trabajo directos e indirectos gracias a este gran proyecto, siendo de una importante influencia en la capital y su Área Metropolitana, gracias a su cercanía a la Circunvalación de Granada. El relanzamiento de este nuevo barrio de la ciudad se convertirá en un magnífico modelo de desarrollo sostenible y de cómo acometer una nueva construcción desde el respeto a la naturaleza.

La planta de tratamiento, recuperación y eliminación de Inertes Guhilar se encuentra en el municipio granadino de Alhendín. Desde su sede en Paraje Cerro Gordo - Juncarillo, la empresa realiza un correcto tratamiento con un total respeto al medio ambiente de componentes como plástico, madera, cartón o metal; dando una segunda vida a estos materiales y formando parte de una economía circular imprescindible a día de hoy. Con motivo del Día Mundial del Reciclaje, es importante concienciar acerca del tratamiento de deshechos para lograr preservar los recursos naturales y reducir la contaminación de nuestro planeta.