Las nuevas viviendas de Santa Adela se entregan a comienzos de octubre

Obras de la tercera fase de Santa Adela. /ALFREDO AGUILAR
Obras de la tercera fase de Santa Adela. / ALFREDO AGUILAR

La consejería de Fomento baraja exportar el modelo de rehabilitación integral de la barriada a otras ciudades andaluzas

Pablo Rodríguez
PABLO RODRÍGUEZGranada

Las 128 nuevas viviendas de Santa Adela se entregarán «a primeros de octubre». Es lo que aseguró ayer la consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, durante su visita al Ayuntamiento de Granada.

La también responsable de Vivienda, hoy un departamento de la nueva consejería, confesó que está «deseando visitar» la urbanización para hacer entrega de las llaves a los vecinos. Es por eso que se encuentra trabajando, según admitió, en la agenda con el objetivo de cerrar la cita «en las próximas semanas».

Carazo, que conoce bien la problemática de la barriada granadina por su paso por el consistorio como edil del Partido Popular, puso de manifiesto el compromiso del gobierno andaluz con la reforma de Santa Adela y subrayó que la intención de la Junta es seguir adelante con un proyecto que definió como «estrella» para la administración. «El compromiso es la continuidad de la rehabilitación», afirmó.

La dirigente de Fomento advirtió la importancia que para la Junta tienen los trabajos que desarrollan en el Zaidín y que están suponiendo una verdadera transformación de un área que había venido sufriendo una gran degradación. Para Carazo, el proyecto de Santa Adela se trata de una «referencia» a nivel autonómico y es por eso que la consejería está planteándose exportar el modelo de rehabilitación integral de la barriada a otras ciudades andaluzas, según dijo.

El alcalde de Granada, que se reunió con la consejera para tratar esta cuestión, celebró también el pronto final de la subfase actualmente desarrollo y agradeció a la dirigente andaluza que la Junta «haya cumplido» en Santa Adela. En este sentido, el regidor dio por acabados los problemas de dinero que afectaban al proyecto y que, como adelantó esta semana IDEAL, suponían una deuda de tres millones de euros que la administración tenía pendiente de saldar.

Es por eso que Salvador felicitó a Carazo por la acción de lo que llamó «gobierno del cambio» y reivindicó lo que Santa Adela puede aportar a otras barriadas en un estado similar. «Puede ser un ejemplo para otras ciudades», dijo.