Las nuevas líneas de autobús que entrarán en servicio el lunes en Granada contaminarán un 4% menos

'Boina' de contaminación sobe la ciudad. /FERMÍN RODRÍGUEZ
'Boina' de contaminación sobe la ciudad. / FERMÍN RODRÍGUEZ

Movilidad calcula que el 'ahorro' de 281.523 kilómetros al año llevará consigo la eliminación de casi 400.000 kilos de dióxido de carbono

Antonio Sánchez
ANTONIO SÁNCHEZGRANADA

El Ayuntamiento de Granada tiene previsto que con la reordenación de líneas de autobús que entrará en vigor el próximo lunes se reduzca la contaminación emitida por la flota de vehículos un 4%. Según un informe del área de Movilidad del consistorio, se prevé «una disminución estimada de emisiones a la atmósfera de 393.023 kilogramos de dióxido de carbono (CO2) para el conjunto del sistema de transporte colectivo de Granada». De esta manera, los autobuses pasarán de emitir 10,61 millones de kilogramos de dióxido de carbono a 'solo' enviar al aire de Granada 10,19 millones de este contaminante. Los cálculos realizados por los técnicos del área parten de comparar los kilómetros que cada año realiza la red de autobuses con los que completará con el nuevo dibujo de las líneas de autobús. De esta manera se pasará de completar anualmente más de 7,01 millones de kilómetros a que se recorran 6,73 kilómetros.

La reducción prevista por el área de Movilidad es de 281.523 kilómetros al año. Comparada esta variable con los 58 litros de combustible que, de media, gasta la flota de Rober, Alhambra Bus y Herederos de Gómez por cada cien kilómetros de recorrido y luego multiplicado el resultado por los 2,61 kilogramos de dióxido de carbono que se emiten a la atmósfera por cada litro de CO2 dan como resultado los cerca de 400.000 kilogramos de dióxido de carbono que tiene previsto 'ahorrarle' al aire el Ayuntamiento de Granada con la reordenación de líneas que entrará en funcionamiento el lunes. Esta disminución se notará especialmente en los barrios periféricos de la ciudad, ya que en la red troncal de líneas que pasa por el Centro habrá un incremento de los kilómetros mientras que el ahorro de combustible se producirá en la red secundaria y en las líneas universitarias.

Entre Rober y las subcontratas Alhambra Bus y Herederos de Gómez, la empresa que actualmente emite una mayor contaminación a la atmósfera es Herederos de Gómez, que consume más de 72,2 litros de combustible por cada cien kilómetros que realiza. La flota actual de la Rober tampoco es mucho más eficiente, ya que según el informe de los técnicos de Movilidad consume de media 70,6 litros por cada cien kilómetros. La empresa más eficiente con el aire de Granada actualmente es Alhambra Bus, ya que sus autobuses 'sólo' consumen 31 litros por cada cien kilómetros de recorrido.

Fotos

Vídeos