La niña que jugaba a la política

María Dolores Cañavate, en su despacho en el Ayuntamiento de Armilla./R. I.
María Dolores Cañavate, en su despacho en el Ayuntamiento de Armilla. / R. I.
Perfil

María Dolores Cañavate, nueva alcaldesa de Armilla | Después de trece años como concejal, la retirada de Gerardo Sánchez la sitúa como regidora de la cuarta ciudad más poblada de la provincia

JORGE PASTORGRANADA

María Dolores Cañavate, Loli para el común de los mortales, nunca olvidará aquel martes 19 de junio de 2018 en que fue investida alcaldesa de Armilla. Lo hizo tras la renuncia al cargo de Gerardo Sánchez que, tras considerar finalizado su ciclo al frente del Ayuntamiento, entendió que había llegado el momento de pasar la vara de mando a su delfín Loli Cañavate, a la sazón candidata por el PSOE de Armilla en las elecciones municipales de mayo del año que viene. Once meses para desenvolverse en el difícil 'arte' de la gestión municipal y once meses en el foco mediático de Armilla, la cuarta ciudad más poblada de provincia con 24.028 habitantes. Después ya las urnas dictarán sentencia.

Y es que para una mujer que lleva la política en los genes -de niña jugaba con una barbie diputada-, pocos honores mayores que ser la regidora de su pueblo. El corolario a una dilatada 'carrera' iniciada en 2003 como concejala en el consistorio de Armilla, donde ha asumido durante trece años delegaciones de tanta relevancia como Medio Ambiente (2003-2007), Gobernación, Policía Local y Seguridad (2007-2011), y la portavocía del PSOE y Urbanismo (2013-2018). Un periodo este último donde también ha ejercido como consejera delegada de la Feria de Muestras de Armilla (Fermasa).

Cuenta Gerardo Sánchez que Loli, armillera hasta el tuétano y licenciada en Derecho por la Universidad de Granada, es «tremendamente seria y responsable». «Una persona preparada y con fuertes convicciones socialistas», explica Sánchez, quien recuerda que Loli, sobrina del que fuera vicepresidente de la Diputación de Granada, Gabriel Cañavate, entró en el PSOE nada más alcanzar la edad legal para convertirse en militante. En el partido también ha asumido diferentes funciones orgánicas hasta alcanzar la secretaría general de la agrupación local en 2017, un puesto que ya anticipaba que había llegado el momento de dar el gran salto. Según Gerardo Sánchez, sus grandes retos en esta nueva etapa como primer edil será la renovación de los barrios más antiguos de una localidad donde el sesenta por ciento de sus empadronados nacieron en el 'pueblo' de al lado, Granada, una situación estratégica que ha favorecido el crecimiento de Armilla en las últimas dos décadas -especialmente durante la época del 'boom' inmobiliario-.

«Loli es una persona con gran preparación y con fuertes convicciones socialistas»

Yolanda Martínez define a su amiga Loli como «dulce, simpática y divertida». «Nunca le he visto levantar la voz a nadie y siempre está pendiente de los demás; cuando se entera de que tienes un problema, siempre te llama de inmediato», refiere Yolanda, quien asegura que Loli afronta este nuevo reto en el Ayuntamiento de Armilla «con absoluta responsabilidad y con un poco de nerviosismo porque Gerardo ha dejado el listón muy alto». «Loli, que tiene un corazón que no le cabe en el pecho, defiende la igualdad de oportunidades, siempre se pone del lado de los más vulnerables y lleva el feminismo por bandera», dice Yolanda, quien tiene la completa seguridad de que la cercanía de Loli Cañavate jugará a su favor para que la gente la conozca aún más en estos meses.

La principal pasión de Loli, que cumplirá cuarenta y dos años dentro de una semana, se llama Armilla, donde nació, donde vive y donde residen sus anhelos e ilusiones. Pero también le gusta aprovechar su tiempo libre para caminar -es fácil encontrársela en el contorno de la Base Aérea de Armilla-, leer y escuchar música. También le pega al karaoke de cuando en vez. Se atreve con todo: desde Manolo García a Medina Azahara.

Marga comparte amistad con Loli desde hace un año. Con ella comparte también paseos, confidencias y la afición por viajar y recorrer mundo. «Desde el primer momento me sorprendió su sencillez, su calidad humana, su capacidad para transmitir confianza y su permanente disposición a escuchar». Según Marga, la implicación de Loli en los asuntos de Armilla es total. «Tiene ilusión, confianza y ganas».

Fotos

Vídeos