Familiares y amigos de la mujer fallecida en Norte presuntamente a manos de su expareja se concentran antes del juicio

Concentración en Granada en memoria de Sara Correa./ALFREDO AGUILAR
Concentración en Granada en memoria de Sara Correa. / ALFREDO AGUILAR

La granadina falleció tras recibir un disparo presuntamente de manos de su expareja en noviembre del 2016

EFEGRANADA

Familiares y amigos de Sara Correa, fallecida tras recibir un disparo presuntamente de manos de su expareja en noviembre del 2016, se han concentrado esta tarde en Granada para exigir justicia y confiar en que el jurado popular que enjuiciará este caso desde el próximo lunes sea «sensible».

La concentración en memoria de la mujer ha sido convocada por la Plataforma contra la Violencia de Género 25 de Noviembre y ha tenido lugar, a partir de las 19:30 horas, en la céntrica plaza del Carmen, a las puertas del Ayuntamiento de Granada.

«Necesitamos que se haga justicia», ha señalado a Efe Olga Correa, una de las hermanas de la víctima, que ha asegurado que diecinueve meses después del supuesto crimen la familia está «desesperada».

«Que el presunto asesino sea enjuiciado por un jurado popular no nos deja de inquietar, pero esperamos que sea coherente y vea las pruebas suficientes para condenarlo», ha señalado Correa, que ha recordado que su familia nunca vio bien la relación que su hermana mantuvo durante poco más de cuatro meses con el presunto asesino.

«Mi hermana era una niña muy trabajadora. No queríamos que estuviese con él, no veíamos bien esa relación», ha añadido su hermana, que ha detallado que dejó huérfanos de madre a tres hijos, dos de ellos actualmente menores de edad, de dos relaciones anteriores.

Un jurado popular enjuiciará a partir del próximo lunes al acusado de matar a Sara Correa y abandonarla después a la calle junto a un cubo de basura, por lo que se enfrenta a una petición fiscal de 16 años de cárcel en una causa con un segundo procesado por encubrimiento.

Según el escrito provisional de acusación de la Fiscalía, al que tuvo acceso Efe, los hechos tuvieron lugar sobre las 21:20 horas del 28 de noviembre del 2016 cuando el acusado, Sergio R.A., estaba en el domicilio que compartía con la víctima ubicado en la calle Alcalá la Real, de la zona norte de Granada.

Por cuestiones que se desconocen, el hombre disparó con un arma corta para la que carecía de licencia a su pareja, de 34 años.

La Fiscalía ha apuntado que, en circunstancias que no han quedado acreditadas pero siendo el acusado consciente de su acción, disparó a su pareja y, «para eludir su responsabilidad» por el homicidio, llamó al también acusado Ignacio Q.R. y ambos desplazaron a la mujer, aún con vida, hasta la calle.

El Ministerio Público ha expuesto que quisieron así aparentar que la mujer había recibido un disparo mientras bajaba la basura «por un desconocido» y ocultar el crimen de la víctima, que murió por las lesiones del disparo la mañana siguiente a los hechos en el hospital Virgen de las Nieves de Granada, al que fue evacuada.

La Fiscalía ha considerado los hechos como un delito de homicidio y otro de tenencia ilícita de armas por el que ha pedido la pena de 16 años de prisión para el principal acusado, junto a una indemnización de 100.000 euros para cada uno de los tres hijos que tenía la víctima.

Por su parte, la acusación particular ha pedido un total de 21 años de cárcel para el principal acusado, 19 años de prisión por un delito de asesinato y otros dos por el de tenencia ilícita de armas, según ha informado a Efe el abogado que representa a la familia de la fallecida.

Fotos

Vídeos