El metro de Granada pasará cada 22 minutos el próximo lunes por la huelga

El personal del metro, durante la asamblea de ayer./PEPE MARÍN
El personal del metro, durante la asamblea de ayer. / PEPE MARÍN

Los días 10, 12, 14, 17 y 19 de septiembre los trabajadores del metro irán a la huelga y el día 21 el paro afectará a su servicio durante toda la jornada

A. SÁNCHEZ / R. SOTOGranada

La empresa concesionaria del Metropolitano de Granada, Avanza, no logró ayer desbloquear los diferentes paros convocados por los trabajadores del metro para este mes de septiembre y, según informaron fuentes sindicales a IDEAL, la convocatoria de huelga se mantiene y comenzará el próximo lunes, cuando el tranvía funcionará en servicio mínimos durante ocho horas. Este periódico también contactó ayer con Avanza y la Junta de Andalucía, pero tanto la empresa ferroviaria como la administración autonómica rechazaron valorar los motivos por los que ha sido imposible alcanzar un acuerdo.

La convocatoria de esta huelga implica que el metro funcionará al 40% en servicios mínimos los próximos lunes y miércoles en horas punta, mientras que los viernes 14 y 21 lo hará al 50%, el primero de ellos en horas punta y el segundo durante todo el día. El Metropolitano de Granada, por tanto, sufrirá paros parciales los días 10, 12, 14, 17 y 19 de septiembre de 06.30 a 09.30 horas; de 13.30 a 16.00 horas y de 20.00 a 22.30 horas. Además, habrá huelga durante todas las horas de servicio el 21 de septiembre, fecha en la que el Metropolitano de Granada cumplirá un año de servicio comercial con pasajeros.

En frecuencias se notará bastante. Cuando los tranvías funcionen al 40% -por ejemplo el próximo lunes coincidiendo con el comienzo del curso escolar- sólo habrá como máximo cinco vagones sobre las vías y el Metropolitano pasará entre 22 y 25 minutos, reduciendo drásticamente su velocidad comercial. Los dos viernes en los que los servicios mínimos serán del 50% habrá siete trenes en funcionamiento y los vagones pasarán por las paradas entre 15 y 18 minutos.

La huelga es extensible al personal del ámbito de operaciones del Metropolitano de Granada, en el que se incluyen los conductores, los técnicos de operaciones y otros empleados, que en total suman más de 100 profesionales. De hecho, se notará más entre los revisores, ya que para ellos los servicios mínimos impuestos por la administración autonómica son sólo del 25% los lunes y los miércoles y del 30% los viernes. Para los puestos de control y de atención al cliente no habrá opción de hacer huelga, ya que los servicios mínimos marcados por la Junta de Andalucía son del 100%.

La decisión definitiva de acudir a la huelga se confirmó ayer por parte de los trabajadores, aunque ya estaba anunciada hace varias semanas. Además, las partes ya mantuvieron un encuentro anterior el martes, en el que las posturas entre las partes se mantuvieron alejadas, y un día antes en el Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales de Andalucía (Sercla), a instancias de la empresa. El miércoles el comité de huelga estuvo negociando con la adjudicataria la gestión de los servicios mínimos, pero finalmente la Junta de Andalucía los ha impuesto.

Juan Antonio Jiménez, secretario del comité de empresa, explicó ayer a IDEAL que, tras las asambleas de trabajadores celebradas, «en las cuales se ha expuesto lo hablado con la empresa, la plantilla del Metropolitano de Granada ha decidido que es insuficiente lo hablado con la empresa, por lo que se convoca a los paros y a la huelga en los días señalados». Los trabajadores consideraron que en las reuniones mantenidas la empresa no ha dado «respuesta a las reivindicaciones planteadas por la parte social, dilatando la negociación injustificadamente».

Desde la representación de los trabajadores enumeraron las reclamaciones que hacen a la empresa, entre la que destacan el mal cómputo de sus horas de trabajo. Así, para que un trabajador cumpla con su jornada de ocho horas, debe trabajar nueve o nueve horas y media «para que luego sólo computen como siete horas». Gálvez denuncia que según los contratos firmados deben hacer 1.792 horas y para cumplir están haciendo 2.150, ya que los descansos obligatorios de 15, 25 o 45 minutos no computan como parte de la jornada laboral y, por tanto, es tiempo personal que no pueden conciliar a nivel personal ni familiar.

Falta de personal

Otra de las quejas es la falta de personal en plantilla. «Desde el comité creemos que la traza, los turnos y los trenes están hechos para más personal, de ahí que hagamos más horas y los turnos sean más largos», lamentó comité de empresa de Metro de Granada. A ello se suma que Avanza sólo otorgó dos días libres a otros compañeros que se vieron afectados por el fallecimiento de un familiar. De ahí «la necesidad de regular y ampliar este periodo en el convenio colectivo para que no acabes de enterrar al familiar y a las horas ya estés trabajando».

En el listado de reclamaciones también se incluye tratar otros temas como una subida salarial y definir pluses, primas, complementos y compensaciones, así como acordar los permisos y licencias, las vacaciones y los cuadros de servicios y otros aspectos como la promoción interna y la formación. A todo ello se añade la regulación de la protección de la maternidad, el régimen disciplinario y otros beneficios sociales.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos