«La mejor manera de conocer un lugar es dibujarlo»

Alumnos de la Escuela de Arquitectura pintan en la calle/Ideal
Alumnos de la Escuela de Arquitectura pintan en la calle / Ideal

Los alumnos de la Escuela de Arquitectura practican las perspectivas en el Albaicín

ÁNGELA MORÁN RICO

En la mañana de este jueves los alumnos de segundo curso de Arquitectura han recorrido el barrio del Albaicín, dibujando y aprendiendo la historia del Alcazaba Cadima, el núcleo urbano originario de la Granada musulmana.

«Para conocer un sitio hay que dibujarlo», explicaba Carlos Quintanilla, profesor de la escuela. Aclara que en los tiempos modernos usamos el móvil para todo y sacar un foto es fácil, rápido y efímero. «Al fotografiar un edificio nadie se para a observarlo detenidamente y conocerlo», dice Quintanilla.

El grupo de diez alumnos ha recorrido durante toda la mañana el barrio. Han hecho siete paradas de unos 20 minutos en los que tenían que plasmar en el papel, con ayuda de los lápices y acuarelas, las perspectivas, los colores y las formas que cada edificio, casa, puerta, arco y muralla que su maestro les indicaba.

Desde el Arco de las Pesas de Plaza Larga hasta San Miguel bajo, la última parada con su último dibujo, los estudiantes han sido guiados por su profesor que defiende que para entender la arquitectura «lo primero es tener sensibilidad». Quintanilla destaca la importancia de conocer la historia y evolución de la arquitectura, en este caso, la que hizo posible los principios de la ciudad granadina.

Clases prácticas que los aprendices han recibido con los brazos abiertos y pincel en mano. «No es lo mismo pintar en clase que estar a pie de calle», manifestaba una de las alumnas. Una actividad que Piergiuseppe, estudiante de arquitectura de Erasmus en Granada agradece a su profesor y explica: «En Italia sólo pintamos con los ordenadores, aquí nos manchamos las manos».