Martín, el primer bebé del año en Granada

Martín y sus padres, en una de las habitaciones del hospital Materno Infantil./PEPE MARÍN
Martín y sus padres, en una de las habitaciones del hospital Materno Infantil. / PEPE MARÍN

El pequeño, que midió 55 centímetros y pesó más de cuatro kilos, nació en el Materno Infantil a las once de la mañana de este 1 de enero de 2019

Sarai Bausán García
SARAI BAUSÁN GARCÍAGRANADA

El primer bebé de Granada de este recién estrenado 2019 no quiso madrugar. Sus padres estaban en alerta desde última hora de la tarde del 31 de diciembre, pero no fue hasta las 11.12 horas de ayer cuando nació Martín Ruiz Varela, el primer niño del año de la provincia. Este pequeño tenía ya la Navidad en el ADN, pues los médicos auguraban que sería entre el 20 y 25 de diciembre cuando debía llegar al mundo. A pesar de ello, el menor prefirió hacerse esperar para que sus padres pudieran estrenar el año por todo lo alto.

Así lo cuenta Romualdo Miguel Ruiz, su padre, que ayer seguía en un torbellino de nerviosismo y emoción por la llegada a su familia de su nuevo hijo, el tercero. «Se ha retrasado unos días, ya que tenía que nacer a últimos de diciembre y no lo ha hecho hasta este 1 de enero, pero ha venido todo rodado y ha salido a la perfección. Nosotros ni pensábamos en que pudiera ser el primer bebé del año, solo en que todo fuese bien y naciera ya para que pudiéramos disfrutar de él», explica su padre.

Amparo Varela, su madre, empezó a notar unas fuertes contracciones a las ocho de la tarde del 31 de diciembre y, rápidamente, se dirigió junto a su marido al Materno Infantil para ver si el momento de ver la carita de su pequeño había llegado. Por fin. Pero aún era pronto. «Nos dijeron que podíamos cenar con nuestra familia y tomarnos las uvas y después venir, que aún no estaba para dar a luz», explica Romualdo.

Debido al tamaño de Martín, que pesó 4 kilos 38 gramos y midió 55 centímetros de altura, los médicos tuvieron que hacerle una cesárea a su madre, por lo que tendrán que esperar un poco antes de salir del hospital para que el pequeño conozca a sus dos hermanos mayores.

Mejor que la lotería

«La verdad es que todo ha ido de maravilla. Aunque no es nuestro primer hijo, estábamos muy nerviosos cuando iba a nacer y ahora estamos repletos de felicidad y alegría. Ya deseando poder llevarlo a casa y disfrutar de él . Todo esto nos parece increíble», comentaba el progenitor.

En el momento en el que Martín lanzó su primer sollozo al mundo, sus padres no imaginaban que su hijo venía con un título bajo el brazo: el de primer niño nacido en 2019 en Granada. «Fue un médico el que vino y nos dijo que si dábamos permiso para que los medios nos llamaran y hacer entrevistas porque nuestro hijo era el primero en nacer en el año. No podíamos creérnoslo, nos vino de golpe todo, pero nosotros encantados», afirma Romualdo.

Para su familia, residentes en Güevéjar, sin duda este es el mejor regalo que el 2019 podía traerles: «Ha sido mejor que si nos tocase la lotería», indica el granadino. Tanto él como la madre del pequeño sabían que pronto lo verían. Ya tienen experiencia como padres por sus dos hijos mayores. Pero, aún así, vivieron ese nacimiento con los nervios y las emociones de dos inexpertos. «Quien tiene hijos sabe la sensación que te embarga cuando nace tu pequeño. Es inexplicable pero es la mejor emoción que nadie puede vivir. Te inunda un amor y una felicidad únicas y solo piensas en que por fin está aquí, que tanto él como su madre están bien y que ya está la familia completa», comenta Romualdo.

Ahora, solo les queda esperar a que la madre, que se encuentra en perfectas condiciones, al igual que el bebé, se recupere adecuadamente de la cesárea para volver a casa y poder empezar su vida con un miembro más en su familia. Porque este año, los Reyes Magos se han adelantado en casa de los Ruiz Varela.