La Junta inspecciona 14 ludotecas que funcionan como guarderías sin permiso

Imagen de archivo del interior de una ludoteca. /IDEAL
Imagen de archivo del interior de una ludoteca. / IDEAL

Otros catorce centros recreativos han iniciado su adaptación para obtener autorización como escuelas infantiles

PILAR GARCÍA-TREVIJANOGRANADA

El Servicio de Inspección Educativa de la Junta de Andalucía ha detectado 14 ludotecas en la capital y pueblos del Cinturón que funcionaban como guarderías encubiertas tras la denuncia presentada por la Asociación de Escuelas Infantiles Unidas. La Delegación de Educación corroboró en todos los casos la denuncia y desde la unidad de Planificación y Escolarización se instó a cada uno de los establecimientos al cese de la actividad o la obtención de la autorización correspondiente. De las 14 ludotecas sin autorización, cuatro de ellas están en la capital, tres en Armilla, dos en Churriana de la Vega y una en Maracena, Huétor Santillán, Atarfe, Ogíjares y Baza.

La normativa autonómica recoge una serie de requisitos que tienen que cumplir los centros para ser considerados escuelas infantiles. Deben contar con un espacio determinado, un número máximo de menores y disponer de personal con formación docente y cuidadores; condiciones que los centros investigados no cumplen.

En principio, la denuncia presentada por la asociación solicitaba la inspección de 17 centros, pero tras la visita del Servicio de Inspección Educativa se comprobó que tres de los establecimientos no prestan actividad como centro de educación infantil, o bien que los servicios ofrecidos no son compatibles con las modificaciones normativas llevadas a cabo en julio, y por tanto, son establecimientos recreativos infantiles.

¿Guardería o ludoteca?

Tras el cambio legislativo, el servicio de Inspección Educativa de la Delegación Territorial de Educación en Granada registró un listado de establecimientos que estaban funcionando como ludotecas sin reunir los requisitos y la autorización administrativa para ofrecer los servicios de guardería. Las ludotecas infantiles comenzaron su transformación en guarderías y solicitaron autorización como centro de educación infantil, regulado en el Decreto 149/2009, de 12 de mayo, por el que se organizan los centros que imparten el primer ciclo. Aún así a día de hoy, 14 centros continúan en proceso de autorización.

El Boletín Oficial de la Junta de Andalucía publicó el 3 de agosto por primera vez y mediante decreto las modificaciones en la regulación de los centros recreativos infantiles y su diferencia con respecto a las guarderías. La diferencia sustancial entre una modalidad y la otra la marca la presencia de los padres o tutores legales del menor. Si los padres dejan a niños menores de tres años y pueden marcharse, se trata de una escuela infantil. En cambio, si los progenitores están obligados a permanecer en el recinto es una ludoteca. En la práctica, ese era el modo de trabajo habitual; sin embargo, la regulación anterior producía cierta indefinición y dejaba espacios que podían ser malinterpretados.

Dificultades que se han subsanado con el Decreto 155/2018, de 31 de julio, por el que queda aprobado el Catálogo de Espectáculos Públicos, Actividades Recreativas y Establecimientos Públicos de Andalucía. El decreto regula el régimen de apertura o instalación y horarios de apertura y cierre de los establecimientos de ocio, entre ellas las ludotecas.

La norma contempla como centros recreativos infantiles todos los establecimientos que se destinen a ofrecer juegos recreativos y atracciones diseñados específicamente para público de edad igual o menor de 12 años, espacios de juego y entretenimiento así como a la celebración de fiestas infantiles. En cualquier caso, las actividades ofertadas no podrán consistir en la formación o el mero cuidado y custodia de niños.

En estos establecimientos públicos no se podrá acoger de modo regular a menores en edades correspondientes a la educación infantil durante el calendario y horarios escolares; tampoco se podrán admitir a personas menores de tres años sin que estén presentes durante toda la estancia en los mismos, la persona legalmente responsable de la persona menor de edad o cualquier otra persona mayor de edad expresamente autorizada por aquélla que no forme parte del propio personal del establecimiento público. Por esta razón, las modificaciones han obligado a muchos centros de Andalucía a adaptar sus instalaciones y servicios para poder conseguir una licencia de guardería o recuperar su permiso de ludoteca.

Fotos

Vídeos