Jóvenes de la Zona Norte trabajan en la Ciudad del Aire, un parque para la práctica del parkour