La incomprensión del lenguaje

La incomprensión del lenguaje

Decenas de letras se esparcen azarosamente por el lomo del cordero creado por Carmen Tischler

IDEALGRANADA

Carmen Tischler fue una de las últimas artistas en unirse a la campaña 'Al-ways Segureño', una iniciativa por la que se sintió muy atraída. «Me parece un proyecto muy creativo, porque posibilita que nos juntemos distintas propuestas y lo bonito será cuando estén todos los corderos juntos», explica esta pintora e ilustradora.

Dentro de ese rebaño, su obra incita a reflexionar sobre el lenguaje. «Pensé en varias ideas, pero todas me llevaron al mismo punto: a la dificultad del lenguaje para expresar certezas y verdades», explica la autora, que ha querido transmitir que «el cordero, igual que el ser humano, no comprende nada».

Así, el tratado de lógica filosófica de Ludwig Wittgenstein, que postula que no existe ninguna verdad fuera de las matemáticas; la fábula de Fedro 'El lobo y el cordero', según la cual la manipulación o interpretación interesada del lenguaje puede llevar a la confusión de los inocentes; y el lenguaje como contraposición del silencio de los corderos son las bases que han inspirado su propuesta creativa.

Una metáfora que ha plasmado mediante la intervención de la pieza con letras negras, un recurso que ha comenzado a trabajar en sus últimas obras pictóricas. Las grafías salpican el lomo del animal de forma aleatoria, salvo en la parte inferior, donde un 'Lorem ipsum bla bla bla...' introduce un ilusorio sentido de discernimiento mediante el estilo propio de Tischler, que se mece entre lo abstracto y lo figurativo. Y aunque suele usar el color como recurso expresivo, la propia idiosincrasia del modelado le ha llevado a decantarse por una pieza bicolor. «Primero utilicé colores más vivos en las letras, pero no se veían con claridad y considero que lo importante de una obra es transmitir», alega la artista.

 

Fotos

Vídeos